Por Omar Guillén

Se vienen tiempos lindos para algunos y horribles para otros. ¡Ah! El asunto pinta así, o al menos el Ojo lo ve así. Uno anda y anda, camina y camina, observa, conversa y se entera.

Un amigo me dice Ojo al gol. No me diga que fue gol de Peñarol, no, no tranquilo que los manyas no le hacen gol al arcoíris. ¡No sea malo! Dígame entonces hacia dónde apunta. Bueno se están viniendo esos tiempos de diálogo por la convención de los partidos. ¡Ah! Qué lindo, me gusta saber antes que nadie los candidatos. 

Ojo que la cosa viene torcida en algún partido y sectores, este amigo me anunció que se había producido una reunión al más alto nivel. ¿No será en el Cerro Verdún? No, ni tanto ni tan poco, fue entre dos, semi-pesados, uno mandado por un pesado enserio. Mire, mire por donde viene la mano. Esto es como el boxeo, medio pesado, pesado, liviano, ligero, en fin tienen varias posibilidades y los políticos ni que hablar, tienen siempre más que un chance… 

El amigo me da una punta, en esa reunión participó uno que es senador electo. Bien y el otro también pero va pa` otro lado. Déjame pensar y le digo quienes pueden ser. No, no le pegó me dice el amigo, político también y quiere estar en el ruido… ¿Estará en tu lugar? Bueno será aquel que anda mejor en el Club o sea en el Comité.

Me quedé pensando, y Ojo no me salía nada, no lo encontraba… Pero el amigo me dio una pista que de seguro estoy en la justa… Es un chico travieso, que se la juega de laburante en el campo… Bueno Ojo no es que se la juega, es laburante de la tierra… amigo de la tierra o de las vacas. 

Ojo ten cuidado es más o menos lo mismo…. Ah bueno y vos ¿qué harás? Integraré el equipo de mi líder en el gobierno. A la pucha que vuelas alto hermano y cómo hay que hacer para chapar algo como vos. Mira tenés que haber participado y tener universidad y ser político. A la pucha nunca me saldrá algo así. Pero eso está decidido amigo… Y, si algo se viene para mi lado… pero si hablas así creo que andarás bien. No, lo hago así con vos que sos medio campechano. Ta´ bien se hace lo que se puede, pero me quedé pensando una dama irá a un lugar que no hace ruido, pero irá, este va a otro lado donde tendrá injerencia… y uno, bueno uno es un simple ciudadano.

Así que se va acomodando los zapallos en el carro mi querido amigo… y vos qué harás, dónde vas como dice la canción… Ojo seguiré soñando, que bueno pero qué sueñas, ¿qué querés ser o llegar? Mira mis pretensiones son siempre servir al prójimo al más necesitado… a la mier… vamos a dejarla ahí, esto es tremendo un servidor de la patria… ante esta tremenda expresión prefiero cerrar el ojo por hoy al menos y veré que hacemos en la próxima semana, es solo para seguir puchereando, tirando y caminando por las calles que la mayor parte de los días están vacías, pero son las calles que siento mías, por permitirme seguir viendo y ojeando lo que pasa por esos lugares y rincones llenos de amores y nostalgias, hasta la próxima, chau…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *