Indiana Jones

En la última entrega de la saga de películas Indiana Jones, el célebre arqueólogo ficticio que se dedicaba a pelear con nazis y resguardar los tesoros del mundo encarnado por Harrison Ford, aparece su hijo que también muestra sus dotes para la arqueología y la aventura. Sobre el final de la película Henry Jones decide seguir los pasos de su progenitor.

Si bien no es arqueólogo, el protagonista del perfil de esta edición también siguió los pasos de su padre.

La persona

Luis María Carresse Toledo nació el 9 de octubre de 1981. Concurrió a la escuela número y cursó sus estudios de Secundaria en el liceo Eduardo Fabini. «Después seguí con la Universidad Católica del Uruguay donde estudié abogacía durante cuatro años, después me vine para el agro y en la UDE estudié Licenciatura en Gestión Agropecuaria donde me recibí de Técnico Agropecuario y me especialicé en lechería, después ya me dediqué al trabajo», relató Carresse.

Carresse recordó que tuvo una infancia feliz. «Con un montón de amigos que tengo la enorme suerte de que me acompañen hasta el día de hoy con esa linda amistad, muchísima bicicleta, muchísima pelota, no puedo decirle fútbol porque no es lo mío, era pelota, era de repente jugar partido de rechace. En principio jugaba de 9 porque era alto, después me fueron llevando para atrás. Me identifico con Lothar Matthäus que empezó siendo el 10 de la selección alemana y terminó de libro, yo más o menos así», comentó entre risas.

En su adolescencia jugó al básquetbol, deporte por el cual tuvo un pasaje por la Selección de Lavalleja, y al tenis, por el que también representó al departamento.

Raíces

Por las venas de Carresse corre sangre política. Su padre Luis Alberto Carresse fue diputado y senador suplente entre 1959 y 1973 por el Partido Colorado. «Mi padre cuando yo nací era felizmente jubilado que le dedicaba su vida entera al agro y a lo que es la actividad pública y social, porque después de retirado de la actividad política mi padre siguió con una activa vida social y pública, también política pero desde otro ángulo. Jubilado de varias cosas, se jubiló de industria y comercio porque tuvo muchos comercios importantes en Minas, papá nació en 1915. Se dedicó muchísimo al agro, también fue senador, diputado, director de la Caja de Jubilaciones y Pensiones, integró lo que era acá los concejales cuando no estaba la figura del intendente sino que era un sistema de colegiado», expresó el candidato a la Intendencia de Lavalleja.

Con tal impronta en la familia era difícil que algo no se contagiara. «Me acuerdo que en el liceo y en la escuela ya marcaba un perfil político. En el liceo fui delegado de clase que me tocó los seis años de liceo, los compañeros se sentían muy identificados. No lo pedía pero de inmediato los compañeros de clase me distinguían y yo entendía que lo hacía de la mejor manera también. También estuve en Cruz Roja, en la escuela me designaban como el cruzrrojista, a tal punto que después actué como trece o catorce años en Cruz Roja en Lavalleja y fue una pasión lo de Cruz Roja con la parte solidaria, vocacional», señaló. «Siempre (estuvo) muy vinculado a toda el área social, pero era lo que se me había inculcado también y ni que hablar de que me encantaba», agregó.

Los inicios

La inmersión en el mundo político de Carresse se dio de forma temprana a los 7 años cuando lo ponían en penitencia a doblar listas en el comité. «Me acuerdo de haber acompañado mi padre a (Jorge) Pacheco Areco, (Julio María) Sanguinetti, después ya retirado mi padre me inició con Jorge Batlle, ahí tenía 17 años al inicio, las internas no pude votarlas, llegué justito a los 18 para votar las nacionales y ganamos y ese es el gran presidente que yo he tenido y el referente como presidente. Para mí Jorge Batlle es mi presidente. Pude aportar, ya venía trabajando, militando fuerte, venía ya con ese perfil político liceal, entonces a mis compañeros que ya tenían 18 años me acuerdo que les llevaba listas y a los padres de esos compañeros, hacía una linda recorrida», rememoró.

«En la (elección) de 2005 que ya participo en listas, por pocos votos no salgo edil, me faltaron unos votitos, me quedé con muchísima lástima porque jugaba fuerte a poder tener una posibilidad de representar al partido, ahí tenía 23 años. En esa no se me dio, se me dio en el 2010 cuando ya pensaba un poco en abandonar la actividad política, no dedicarle tanto esfuerzo porque me lo tomo muy en serio, para nosotros es una cuestión donde ponés el apellido tenés que rendir, es una cuestión de alta responsabilidad, de compromiso. Y así sobre todas las cosas hay que dejar siempre el apellido en lo más alto», expresó Carresse.

De Batlle y Carresse

El apellido Batlle tiene una impronta tan fuerte en la política uruguaya que derivó en una corriente ideológica dentro del Partido Colorado. «Jorge Batlle me marcó siempre en la vida y en la actividad política desde todos los ángulos, no solamente por tener una gran amistad con mi padre, que como Jorge era una persona tan especial en algún momento se habían distanciado pero en los momentos difíciles también se sabían acompañar y así fue hasta el final», sostuvo.

Jorge Batlle fue el último con ese apellido en gobernar el país. En Lavalleja el apellido Carresse también tiene un peso especial. «Mi historia familiar ni que hablar que en Lavalleja debe marcar una diferencia porque en 1836 hay un colorado Carresse militando, trabajando y luchando por lo que entendían que eran sus ideales y era colorado. En 1904 y en 1910 había un colorado Carresse que tengo las divisas en casa que era mi abuelo, el anterior era mi bisabuelo, que también estaba luchando por los ideales colorados», relató el edil.

Ambos combatieron en la Guerra Grande y en su honor Carresse conserva sus divisas. «En 1915 nació mi padre y le pasan la posta. Mi padre hace lo propio, lo suyo acompañando al PC y tratando de dejar siempre al partido lo más arriba posible. En el 2000 me toca a mí la posta y me la pasan y yo encantado. Soy cuarta generación de colorados desde los inicios del PC, es una marca que llevo y si mañana por la razón que sea dejo la militancia no voy a dejar de apoyar al PC jamás, es parte de mi vida y como el segundo o tercer apellido mío, Partido Colorado donde sea porque es parte de la vida misma», manifestó el actual secretario general del partido en el departamento.

Carrera política

Ya iniciado en la política, en 2015 fue candidato a intendente. «Fue muy difícil, fue complicado. Es más a tal punto de que había dicho públicamente que no me agarraban nuevamente, me sentí en algún momento algo dejado de lado por algunos compañeros militantes porque ocurre que el poder muchísimas veces concentra al mismo poder. El poder en este departamento lo concentra el Partido Nacional y por el sistema que tiene el PN en la Intendencia que es ese gran comité blanco que mantiene hace muchísimos años, nadie se quiere poner en contra de la Intendencia por temores, por posibles persecuciones laborales, porque se lo hacen saber también», reflexionó.

Pero Carresse se mantiene optimista para esta campaña. «Los tiempos han cambiado, en esta candidatura lo que pedí fue que el equipo que me acompañara, salgo a levantar la bandera, estoy convencido que tenemos una muy linda posibilidad porque tenemos un equipo fantástico. Puedo decir sin temor a equivocarme, tal vez esté errado pero es mi concepción, debemos tener junto a (Robert) Bouvier el mejor equipo en Lavalleja para trabajar. Lo digo sin ningún problemas, podrá haber mejores, para mí no lo hay. El equipo soñado para trabajar lo tenemos, lo hemos conformado y lo hemos hecho durante veinte años de trabajo», puntualizó.

«Tenemos gente con una altura moral impresionante, gente de muchísimo trabajo, gente que nos sentimos identificados y que estamos plenamente orgullosos de que estén con nosotros, a tal punto que no se mueve nadie. Hay corridas de agrupaciones hacia otro lugar y de nuestra agrupación no se van, pero no se fueron en esta oportunidad ni en el 2015 porque se sienten identificados y tenemos una gran familia. Eso se siente y eso se palpa», describió el edil colorado.

Carresse se destaca en la Junta Departamental de Lavalleja por siempre mantener el diálogo con todos los partidos. «Tenía 27 años cuando empecé en la JDL pero lo traemos desde la infancia porque en mi casa se juntaba Godofredo Fernández el primer edil comunista de Lavalleja, se juntaba Perico Zabalza un gran amigo de mi padre y referente político del cual tengo muchísimas anécdotas preciosas, ya él retirado pero conversando mano a mano tomando mate, Amílcar Piquinela y mi padre. Entonces estamos hablando de que eran los referentes políticos y máximos rivales entre ellos y las soluciones las brindaban en la casa de Perico Zabalza, en la de Godofredo Fernández, en la casa de Ruben Piquinela, en mi casa porque el diálogo es lo que no se puede perder jamás en la política. Entonces cuando muchos políticos dinamitan los puentes, a mí me cuesta muchísimo dinamitar los puentes, porque necesitamos trabajar para el vecino y para darle una solución al vecino tenemos que estar bien con ese contrincante blanco y con ese frenteamplista que lo que nos diferencia son temas ideológicos, no personales, no humanos, porque no conozco a nadie que no quiera lo mejor para su gente, al menos así concibo yo a la política. Todos estamos acá para tratar de entregar soluciones para tratar de mejorar la calidad de vida de la gente. Entonces tengo que dialogar con ese edil, diputado, senador, o con ese vecino blanco, colorado, frenteamplista, cabildante», sostuvo.

La política

Carresse es un apasionado de la política. El dirigente expresó que «no solamente la practico sino que estudio, me encanta una resolución de lo que sea, me encanta leerla, me encanta leer las leyes interpretativas de las cuales muchas veces no estoy ni cerca de ser afín pero me gusta ver por qué lado le dieron la vuelta para llegar a esa conclusión. Porque en la política hay muchos ángulos distintos, es un gran tablero de ajedrez, uno tiene que ir moviendo las piezas sin mover el objetivo que es el bienestar de la gente. En esa dirección tenemos que ir. Si las metas pasan a ser personales, soy el primero en salir a denunciar la demagogia».

Por otro lado «me frustra muchas veces no poder brindar la solución porque no dejo de ser un humilde edil, uno en 31 y a mí me llegan tres o cuatro mensajes diarios fácilmente pidiéndome trabajo, y eso me frustra muchísimo porque es gente que sé que está pasando necesidades, sé que está complicado, sé que está pensando en migrar, irse a Maldonado, Montevideo o el exterior», afirmó.

Referente

Sus máximos referentes son Jorge Batlle, Pedro Bordaberry y Alejandro Atchugarry. «Tengo varios referentes a los que les he ido sacando alguna cosita. El máximo es Jorge Batlle, sin duda, un ídolo. De Pedro (Bordaberry) saco las mejores cosas porque me formé ahí, me inicié con Pedro. Estuvimos 12 o 13 años militando fuertemente con ´Pedro. Fuimos fundadores en Lavalleja de Vamos Uruguay Bouvier y yo», señaló Carresse.

El candidato también recordó al ministro de Economía Alejandro Atchugarry. «Tuve el gusto de trabajar con él, una persona de una calidad humana excepcional y ni que hablar que desde lo humano y lo político me quedo con Alejandro Atchugarry», expresó.

Carresse cuenta con el apoyo de la lista 600 del Partido Colorado, el sector de Ernesto Talvi «Ciudadanos». Su candidatura es respaldada en la plancha por Fernando Toledo, Inés Gardil, Javier Fernández Trelles y Robert Bouvier.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *