24.06.2021 Daniela Márquez: «cuando el dolor no te quiere dejar vivir»

0

Por Karina Núñez

Daniela Márquez es una vecina de nuestra ciudad que padece varias enfermedades y necesita del apoyo de todos. Tiene 49 años, nació en Minas y vive en la zona del Barrio las Delicias.

Desde hace un tiempo comenzó a sufrir de hipotiroidismo, artritis reumatoidea y otras enfermedades que realmente le han afectado poder salir a trabajar.

Es por ese motivo que Diario La Unión, gracias a una gran amiga de Daniela llegamos a su hogar y pudimos conversar y conocer sobre su situación.

Daniela no quiere que la gente le dé, sino que solo necesita una ayuda para poder salir adelante, hoy gracias a muchas personas cuenta con una feria americana en su hogar, la cual cuando no está muy dolorida abre sus puertas para poder sobrevivir con la venta.  

UN DIAGNÓSTICO A LA VEZ

Beatriz Daniela Márquez Larrosa nació en San Carlos, pero a unos pocos meses se vino para Minas donde ha vivido siempre. Daniela ha tenido varios problemas en su vida, pero uno de ellos ha sido el tema de la salud. «En realidad siempre fui muy sana, nunca tenía nada, pero cumplí los 29 años y empecé con una congestión donde estuve internada en el Hospital por varios días. Desde ese entonces un día me encuentro que no podía levantar los brazos, no podía peinarme, no podía vestirme y me llevaron al sanatorio y la Dra. Frascheri fue quien me dijo que había comenzado a tener poliartritis con solo 29 años de edad. Por eso de inmediato comencé a mover todo para tratarme en Montevideo y así comenzó todo esto de mi enfermedad», relató.

Después de manera seguida dijo que «me venían congestiones todos los años y seguramente sería todo de la misma enfermedad, en el año 2003, me operaron de un pulmón resultando ser una bulla de aire y eso que analizaron dio una tuberculosis pleural, por lo que hice todo el tratamiento como una persona tuberculosa común, hasta que me dieron el alta. Después de eso, los huesos comenzaron a deformarse ya que me diagnosticaron poliartritis reumatoidea», expresó.

También fue diagnosticada con fibromialgia, diabetes, hipotiroidismo, y a su vez hace alrededor de unos 8 o 9 años comenzó con un dolor muy grande en una pierna y empezaron las diferentes operaciones en Montevideo. 

«Luego de tantas operaciones y de fijarme la rodilla, todo consecuencia de la misma enfermedad, me sacaron líquido y siempre me hacían cada tanto limpiezas quirúrgicas, hasta que me llega la infección al hueso, lo que supuestamente se dio por la falta de un antibiótico muy costoso que nunca recibí», comentó.

Esa enfermedad se llama osteomielitis crónica y «me han dicho que la infección del hueso no se va más, por lo que debo tomar antibióticos de por vida y el dolor a veces es insoportable».

 Además, nuestra entrevistada contó que le vinieron úlceras en sus piernas, «aún no saben el porqué, no le han dado diagnóstico, le han realizado ecodoppler pensando que podría ser arterial o vascular, pero parece no ser nada de eso».

TODOS PODEMOS AYUDARLA

Daniela hoy está en silla de ruedas, a pesar de que ella dice que en su casa muchas veces se mueve con sus piernas, pero a la hora de salir a la calle se le hace imposible porque comienza a dolerle todo y se cae.

Debido a todo esto que le ha tocado vivir, con sus 49 años no puede trabajar, pero ha tenido amigas de toda la vida y amigos que han ayudado con muchas cosas y recibe una pequeña jubilación.

Es por ello que el objetivo de esta entrevista es dar a conocer que Daniela en su hogar cuenta con una feria americana donde muchas personas han ayudado con ropa y varios artículos para que pueda venderse y así solventar sus gastos.

Puede atender a los clientes que deseen ayudar en esta feria americana, pero también ante la consulta nuestra, está abierta a cualquier otra ayuda, «toda ayuda es buena, y estoy agradecida a quienes lo hacen», sostuvo.

«Justamente ahora debo cambiar la batería de la silla de ruedas que es costosa y entre amigos decidieron hacerme una rifa, en cuestión de una semana se vendieron los números y la gente siempre está ávida de ayudarme», mencionó.

«También sé que mis amigos para el mes próximo estarán realizando una cazuela para poder ayudar y yo soy una agradecida a la vida de tenerlos conmigo», agregó.

A su vez quien quiera donar ropa para la feria americana también puede hacerlo, todo es bienvenido por mínimo que parezca, algunos de sus amigos pueden ir al domicilio y levantarlos si no pudieran llegar a Curbelo Baez 462 entre de la Llana y Garibaldi.

«SIEMPRE INTENTO PONER LO MEJOR DE MÍ PARA SEGUIR»

Al preguntarle a Daniela como está su ánimo y sus ganas de vivir, expresó que «hay días que bien, pero hay días que me agota el dolor y no tengo ganas de levantarme de la cama, el dolor es algo cotidiano en mi vida y siempre intento poner lo mejor de sí para salir adelante».

Daniela tiene dos hijos y 6 nietos, pero vive sola rodeada de los amigos incondicionales y de una gran amiga que, a pesar de no estar cerca, porque vive en Maldonado, viene a menudo y es la que organiza «todas las cosas para ayudarme, ella es Mónica Melgarejo, una amiga de la infancia que hace todo los posible por verme bien».

«Hace poco se hizo un vivo con ventas de ropa a través de Facebook y por suerte se recaudó dinero para la ayuda diaria, por eso no tengo palabras para quienes siempre están», manifestó.

«HAY VECES QUE, SI NO ME VEN, NO CREEN MI SUFRIMIENTO»

Lo que más le preocupa a Daniela son esas úlceras que no la dejan dormir, el dolor es insoportable, «hay noches que no duermo y solo lloro, nada me hace efecto, el tramadol ya no me alivia y lo peor es no saber cuál es el diagnóstico o por qué en realidad tengo eso, pero desde hace tiempo que sufro muchísimo.

Antes de la pandemia debía ir todos los días a curarme al Hospital, ahora cada 15 días me traen material, pero necesito muchas gasas, algodón y suero. Eso me duele muchísimo, realmente no sé cómo explicar lo que siento».

Los médicos no saben qué es, «mi médico infectólogo me dio pase para la policlínica de úlcera, pero tampoco llegan a conocer la verdad de esto, no son hongos, varias biopsias me han realizado, pero no sale de qué es».

PARA COMUNICARSE         

A Daniela Márquez todos podemos ayudarla, aquellos que deseen pueden hacerlo a través del celular 095 563 758 y se pueden comunicar para ver cómo colaborar.

Por último agradeció a todos quienes han colaborado, a los que han donado ropa para la feria, a quienes compran números de rifa, a todos «no tengo palabras de agradecimiento para con ellos y principalmente a mis amigas de la vida que están siempre a mi lado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *