Siempre que llovió paró y la perra Gamora lo sabe. En la foto del día se la aprecia muy reflexiva mirando el atardecer. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *