06.11.2021 Participación del Programa «Uruguay sin límites»

0

Por Karina Núñez

Como parte de la política educativa en lo referente a Segundas Lenguas, la ANEP estableció en su proyecto «Uruguay Plurilingüe 2030» que todos los alumnos que egresen de bachillerato de la enseñanza media pública deberán alcanzar un nivel B2 en dicho año. Para alcanzar ese objetivo es importante que los alumnos reciban clases de inglés desde la escuela primaria de forma de alcanzar dicho nivel al final del bachillerato.
En ese sentido, ANEP ha trabajado en la sistematización de sus políticas educativas, esto fue alcanzado con la creación del Marco Curricular de Referencia Nacional. Luego de elaborado el mismo y de haberse establecido el perfil de egreso de la educación pública, se elaboraron las progresiones de aprendizaje. Dichas progresiones funcionan como un orientador del aprendizaje y permiten a todos los actores educativos saber lo que los alumnos pueden lograr en cada uno de los tramos educativos que se plantean en los documentos.

La maestra Leydis Abreu de nuestro departamento, que ejerce en la escuela rural Nº 51 contó que desde el año pasado comenzaron a desarrollar en la escuela el programa «Inglés sin límites», «que busca poder incorporar el idioma inglés en las instituciones rurales. Si bien es un contenido programático a nivel del programa de ANEP, es muy difícil de llevar a territorio todo lo que corresponde con la incorporación de este segundo idioma en el aula», comentó.

Las distancias del medio rural a la ciudad y la inestabilidad de las conexión a internet son dificultades que enfrentan estos centros educativos a la hora de tener enseñanza de segunda lengua. «Es difícil que lleguen profesores en forma presencial hasta el lugar y solo hay una matrícula de cinco alumnos y está la dificultad que en otras instituciones urbanas por ejemplo se lleva adelante el idioma a través de videoconferencias, pero las instituciones rurales tenemos el tema de la conectividad un poco inestable y eso hace que tampoco sea viable inglés a distancia a través de videoconferencia. Por lo tanto se lleva adelante este programa que consiste en que los docentes no tenemos porqué saber el idioma, pero somos los facilitadores del programa. Hay una planificación establecida tanto en inglés como en español, dividida por diferentes unidades temáticas y actividades, esas actividades están acompañadas por una flashcard y por videos diseñados por profesores de inglés que acompañan esas actividades, ayudan con la pronunciación y pueden ser canciones, cuentos, diálogos y hay un plus del programa que es aquel que contamos con las madrinas o padrinos que acompañan el proyecto. Estos padrinos y madrinas trabajan voluntariamente y son uruguayos, están por el mundo y dominan el idioma y quieren devolver algo al país de esta manera», explicó la maestra.

INTERCAMBIO DE DOCENTES

Abreu señaló que «Nosotros contamos con una madrina que es Laura Blan Da Silva, del departamento de Paysandú, pero hace muchos años se encuentra en Estados Unidos y cada 15 días nos conectamos a través de zoom y es la que nos ayuda con el ejecutar del programa y con la pronunciación básicamente y con todo lo que refiere a la situación o algo que no podemos mejorar.
Este programa en el que se está trabajando desde el año pasado, nos habilitó la posibilidad de concursar por una beca de Fulbright, que trata de un intercambio de docentes que se organiza entre la Embajada de Estados Unidos y Uruguay y que tiene la finalidad de permitir a docentes uruguayos asistir a EE.UU y poder realizar visitas a diferentes centros educativos e intercambiar con ellos, en el periodo de tres semanas que fue lo que se estuvo realizando ahora entre el 18 de setiembre y el 8 de octubre».

PARTICIPACIÓN DE 22 DOCENTES

Abreu contó que «concurrimos a esa beca cuatro docentes de educación rural que llevaron adelante el programa ‘Inglés sin límites’, pero íbamos una delegación de 22 uruguayos, todos docentes, solo que algunos participan como profesores de inglés en escuelas urbanas, otros eran directores de liceos, como la directora del liceo Fabini, también de Maldonado y Punta del Este, maestros urbanos que tenían el programa de inglés y profesores de química, de matemática y geografía. Ese grupo fue el que estuvimos en el intercambio cultural que se realizó en Estados Unidos, haciendo varios recorridos allí».

BRINDA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

La maestra contó que el programa «ha permitido a los niños de las escuelas rurales tener algún conocimiento básico de inglés, que les brinde la igualdad de oportunidades con las que tienen los niños que asisten a escuelas urbanas. Incluso desde el año pasado los alumnos de sexto año pueden rendir una prueba de inglés que es a nivel nacional, que consiste en una prueba escrita y un oral que les acredita el nivel de inglés que van desempeñando a lo largo de la escolaridad».
«También este año nos sumamos a otra propuesta que nos ofrece el programa, que es hacer teatro en Inglés, debemos elegir una obra de teatro y representarla con los alumnos», concluyó la docente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *