07.01.2022 Hay cuatro seccionales de Lavalleja declaradas en emergencia agropecuaria por déficit hídrico

Director de Desarrollo Agropecuario de la IDL, Ing. José Rojas

Por Karen Corbo

Con el verano llegó la sequía, pese a que las precipitaciones registradas en la semana ayudaron a paliar el déficit hídrico en algunas zonas. Desde la oficina de Desarrollo Agropecuario de la Intendencia de Lavalleja, se realizan trabajos para apoyar a los productores rurales especialmente con agua. Diario La Unión conversó con el director de la repartición, José Rojas, sobre el tema.

«Las lluvias fueron medio heterogéneas, salvo en algunas zonas que tuvimos registros bastantes buenos en la zona de Mariscala, pero demás en el resto de las zonas estuvo en el entorno entre los 15 y 20 milímetros. Sigue escaseando, si bien fue un alivio, todavía escasea el agua», señaló Rojas.

Agua

Todos los años la oficina realiza limpieza de tajamares, sin embargo actualmente la principal demanda es por agua. «Desde la oficina estamos apoyando con los traslados de agua que tenemos una demanda muy importante con el camión de Vialidad, también estamos con el tema de limpieza de tajamares, se inició el convenio con el Ministerio de Ganadería que quedó de la pasada sequía, se está realizando ahora con 95 productores. Se empezó por la zona de Solís y otras máquinas en los alrededores de la zona de Minas», reseñó.

«Después lo otro que se había realizado en el tema de agua fue el apoyo a los pequeños productores con los pozos semisurgentes, eso finalizó en diciembre todo lo que fue este proyecto pero hoy en día estamos con esas actividades relacionadas al tema de la sequía», indicó.

Emergencia

Apenas comenzado el año, ya hay zonas de Lavalleja declaradas en emergencia agropecuaria por el déficit hídrico. «En general el departamento lo que es sequía está bastante homogéneo. Con las últimas lluvias mejoró un poco la zona de Mariscala. Se declaró la emergencia para las seccionales 3°, 5°, 11° y 12°, esas secciones quedaron dentro de la emergencia. Por reuniones que hemos tenido con gente del MGAP, lo más seguro es que en el correr de los días se vaya ampliando las zonas declaradas de emergencia», afirmó Rojas.

Al respecto, desde la dirección de Desarrollo Agropecuario «hacemos tareas de coordinación, siempre estamos abiertos al llamado de la gente. Sin dudas que hay muchas consultas todos los días sobre las posibilidades para otros apoyos. Seguramente se firme otro convenio más con el MGAP, que amplía un poco más el espectro de cosas que se puedan realizar con la plata, el convenio anterior era solo para limpieza de tajamares y aguadas. El próximo convenio que se pretende firmar es para poder usarlo en raciones, comida, en otras acciones que permitan mitigar otros aspectos también, entonces creemos que va a ser buena esa herramienta también», detalló el jerarca.

El director indicó que aún no se estableció el monto de la ayuda que brindará la cartera, «pero estimaron que va a duplicar lo que se dio el año pasado que pasaba el millón de pesos, entonces es una cifra importante. Todavía tenemos que esperar la concreción, desde Lavalleja hay cuatro secciones declaradas en emergencia pero quizás a medida que avance el tiempo se van a declarar algunas otras también, entonces quizás ahí ya se pueda acceder al convenio».

«Se pretende que sea más ágil porque la anterior sequía lo que pasó es que cuando se firmó el convenio vivieron las precipitaciones de febrero y no se pudo realizar las limpiezas de tajamares, se habían hecho con el proyecto de la intendencia por sí solo», añadió el titular de Desarrollo Agropecuario.

Productores

Lógicamente la sequía repercute en la economía de todos los productores, pero especialmente en los más pequeños, de quienes la mayoría de las inquietudes «es el tema del agua. El tema del forraje en relación al año pasado está bastante mejor, si bien el forraje ha perdido calidad nutritiva con el tema de la sequía hay más volumen que el año anterior». En 2021 «para la fecha no quedaba nada, estaban los campos pelados prácticamente, ahora eso cambió, por lo menos el ganado está en buenas condiciones y hay más pasturas», sostuvo.

«Las inquietudes principalmente están por el tema de limpieza que solicitan bastante y traslados de agua para la vivienda y para algunos animales también, porque todo lo que es vertiente, pozo de balde, tajamar se va secando y a veces tienen que echar mano al llamado a la oficina para solicitar un pedido de agua. Es un poco para apagar el incendio, es una solución para no llegar a más», concluyó José Rojas, director de Desarrollo Agropecuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.