14.01.2022 12 años del programa radial «La Isla» que conduce Eliana Trías por La Federal todas las mañanas

0

Por Karina Núñez

El programa radial que se emite por la Fm 99.1 «La Isla» y que conduce la joven Eliana Trías está de aniversario, celebró 12 años al aire ininterrumpidamente. Se trata de un programa o magazine de la mañana que llegó como una opción para el verano 2010 pero quedó en el corazón de todos los minuanos.

La joven conductora sin duda le ha puesto frescura a la mañana de Federal y los oyentes se prenden a la radio para escuchar buena música y sobre todo diversos temas que se plantean en el día a día.

Diario La Unión habló con Eliana para saber cómo fueron aquellos comienzos, que parece fue ayer, pero ya pasaron 12 años de vida.

«NUNCA IMAGINÉ ESTAR TANTO TIEMPO»

Eliana al inicio de la entrevista expresó que «realmente esto es un viaje, porque nunca pensé que fuéramos a estar tanto tiempo al aire. Esto comenzó en el 2010 como un proyecto de que iba a ser un programa de verano, un plan piloto, además arriesgando porque en aquel momento la gente se iba más que ahora de Minas, en enero no quedaba nadie en la ciudad y arriesgué quedarme en Minas, porque siempre me hacía las temporadas y empezó a gustar y a gustar cada vez más el programa, se coparon, la audiencia empezó a crecer y empezó a crecer los auspiciantes también. A la dirección de la radio también le copó como se venían dando las mañanas en la Federal y acá estoy desde hace 12 años».

LOS INICIOS

Su pasión por la radio la siente desde «que nací, me metí con 12 años porque conocía a Sabina Marinello cuando estaba acá en Minas y empecé a hacer una promo, me invitó a la radio y me encantó la radio desde adentro también. Ahí en ese momento conozco a Alvarito Tellechea y justo Sabina se va a la Fm 93.3 con un programa que se llamaba Malabares y ahí Álvaro me dice a ver por qué no hacía radio. Grabé por primera vez y fue el primero que me dijo que tenía buena voz y empecé a pensar la posibilidad de hacer posible un programa», relató.

Después Sabina regresó a la Federal y conoció al Fana De León, el Fana también «me invita a darle una mano en el programa, pero onda a atender el teléfono y esas cosas. Ahí fue cuando comencé a participar de su programa. Un día estoy llegando a la radio y me llama el Fana y me dice ‘Eli haceme el programa hoy que Luli (una de sus hijas) está con otitis’, y me dio mucho nervio el pensar que hacía en un programa con tanta audiencia, muchos años con la trayectoria del Fana y su impronta de siempre y bueno me arriesgué y el programa salió. Después Fana se iba de vacaciones y me quedé yo», recordó.

«Hasta que llegó el 2010 y me arriesgué con La Isla. Le puse ese nombre porque justamente iba a ser un programa de verano y la idea era un programa de radio en Minas y en verano que no queda nadie dijimos ‘bueno hagamos una isla’, mencionó.

«UN PROGRAMA CON TODA MI ESCENCIA»

Eliana describió a su programa como un magazine, «pero tiene muy marcada la música, muy marcada la interacción con los oyentes, tiene marcado el humor, la bajada de líneas son particularidades puntuales del programa, pero no me meto en el barro. Si me tengo que ensuciar me ensucio, pero tengo una postura muy mía, hablando mal y pronto no me caso con nadie», afirmó.

«Esto no tiene nada que ver con el periodismo, al contrario, largamos un tema cualquiera y es el que tratamos, donde podemos llegar a hablar toda la mañana del mismo tema, siempre con opiniones», agregó.

El programa continuará, ya que su intención es «morirme haciendo radio, la radio tiene una magia especial y además básicamente es lo único que creo que sé hacer, segundo y siempre lo digo, no sé si sale bien, lo que sí sé es que soy auténtica haciendo lo que hago y lo hago porque me gusta».

«TRABAJAR DE LO QUE A UNO LE GUSTA, NO TIENE PRECIO»

Agradeció a «la dirección de la radio por darme este espacio, pero el amor y la fidelidad que me tienen los oyentes es impagable, es algo que me hace muy feliz, porque cuando me dicen que les cambio el día, que los hago sentir bien, eso me basta, no necesito más y por supuesto a los auspiciantes, que si bien pagan para publicitar también son oyentes del programa. Además, trabajar de lo que a uno le gusta y lo hace feliz, no tiene precio», concluyó la conductora. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *