19.01.2022 Mejoró la producción y venta de la bebida

0

POR AGUSTÍN DÍAZ BENÍTEZ

Los meses previos al verano y el transcurso de la estación representa un buen momento, sino el mejor, para lo que refiere a la venta de los productos que se distribuyen desde las Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC). A lo que comúnmente se le llama zafra.

El buen clima acompañado de la buena temperatura de la época, la apertura de cientos de recintos que anteriormente con pandemia estuvieron cerrados por la pandemia y que primero generan ingresos a las personas y el gasto a un producto que no está dentro de la primera necesidad básica, hace que el nivel de producción haya remontado considerablemente en el último tiempo.

Este buen pasar que vive la industria de la bebida, tiene varios pormenores que fueron contados por Federico Pereira, presidente del sindicato de las Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) de la ciudad de Minas.

El trabajo y la calma

Pereira relató que «la realidad de este año fue muy distinta al del año pasado, y todo tiene que ver con las aperturas tras el tema pandemia. En Minas desde cervecería no nos podemos quejar ya que hemos trabajado muy bien e incluso tenemos todos los zafrales en actividad y se le sumaron una decena de nuevos compañeros zafrales que eran necesarios». Añadió que «pudimos cerrar el consejo de salario a cuatro años y lo firmamos en diciembre, firmándose grupo 1,13, licorería, malterías y bodega, acordando hasta julio de 2023 y en la mayoría de los casos hasta el año 2025. Para nosotros esto es muy importante cerrar este acuerdo sin grandes conflictos, lo que habla que el centro de fabricantes respeta a la federación de la bebida. Hubo diálogo, asambleas, pero finalmente salió».

Ante el momento de incertidumbre que viven algunos sectores ante la ola de nuevos casos del covid-19, Pereira expresó la tranquilidad que genera haber estampado la firma en el convenio «porque sabemos las reglas de juego de aquí a 2025 y nos deja estos años para poder fortalecer el sindicato, cursos para delegados nuevos que van surgiendo, lo que hace que nos dé tiempo para tener espalda. El diálogo con las autoridades ha sido normal, a pesar de las diferencias evidentes que existen. En las primeras charlas las empresas vinieron con propuestas que afectaban a la antigüedad de los trabajadores, cuestión que se pudo charlar hasta llegar a un acuerdo, y más allá de las diferencias, desde un buen tiempo a esta parte el diálogo es fluido y maduro. En FNC pasamos una reestructura durante el año 2020 por puestos que fueron quedando vacantes por jubilaciones y no se repusieron en su momento, pero fue otro tema que pudimos solucionar».

Sobre el cese en los conflictos y el trabajo en armonía, el presidente del gremio mencionó que «en el camino de los conflictos dejamos algo como son las horas de paro que se nos descuenta, la incertidumbre del trabajador, no saber cuándo saldrá la solución, pero de un tiempo a esta parte se ha sido maduro desde ambas partes y este año después de las rondas de consejos de salarios ya hubo reuniones para achicar las diferencias. Sabemos que en el devenir de los años no vamos a tener la interrogante de cuánto vamos a ganar salarialmente y esta calma es también para la empresa».

La producción

La mejora en la producción fue notoria según informó el directivo y agregó que «si bien no nos hemos reunido por tema productividad, se nota que el consumo ha aumentado. Nosotros estamos a tope llenando todo lo que se pueda a pesar de los trastoques que tenemos en la planta por casos de covid. La temporada es muy temporada a las anteriores, cosa que esperamos que siga así. Hemos sido beneficiados por la entrada de nuevos zafrales y eso a la hora de producir se nota», y destacó que «se han lanzado nuevos productos que han andado muy bien. Eso es bueno para nosotros y para la ciudad, ya que cuando hay una fábrica que funciona bien, sus empleados vuelcan su dinero a la ciudad de Minas. Por eso, cuando le va bien a un grupo de trabajadores, la sociedad se ve beneficiada por el salario que es volcado al consumo de todos los rubros comerciales». 

Además indicó que «ayudó de gran manera el lanzamiento de nuevos productos como el cero alcohol, maltas específicas, lo que hacen a horas de trabajos para funcionarios efectivos y zafrales. Hay que destacar que la cerveza hace un tiempo a esta parte era un producto netamente zafral que iba desde el 1 de noviembre hasta el 28 de febrero y allí se suspendían las tareas. Eso ahora cambió gracias a la diversidad del producto y consumo. Hoy hay 155 personas trabajando».

Convivir con el virus

La complejidad del covid no es ajena a la empresa y los trabajadores de la FNC. Sobre la problemática, Pereira mencionó que «nos regimos por el protocolo del Ministerio de Salud Pública y cada una de las recomendaciones que surgen desde los gobiernos. Tal vez en alguna circunstancia particular podemos sumar o modificar algo a los protocolos dependiendo de la situación del trabajador, pero el resto es a rajatabla en función a lo que recomiendan las autoridades. Las primeras dos semanas de enero pegaron muy fuerte llegando a tener 20 casos más otros 20 con confinamiento, pero en estos días la gente ha empezado a volver y eso llevó a aumentar los trabajadores en la planta. Suponemos que la próxima semana ya estaremos en los parámetros habituales».

El área social

El sindicato de la bebida en su sede mayor ubicada en la calle Pérez del Puerto y Santiago Vázquez, en el corazón del barrio Olímpico, cuenta con un centro educativo que sirve para el apoyo de niños y adolescentes quienes asisten a contraturno de su ciclo curricular.

Sobre esto, Pereira mencionó que «aún no tenemos una fecha de inicio para las actividades educativas de este año. Suponemos que será a partir de fines de febrero e inicios de marzo, basándonos en lo que decida Primaria con su calendario. La idea es continuar con ambos turnos y que se le brinde apoyo con los educadores y coordinadores».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *