17.03.2022 Mauro Álvarez sobre Gurises 609 Lavalleja: «Se empoderó tanto la gente que (el programa) anduvo solo»

0

Mauro Álvarez, FA.

Por Karen Corbo

Treinta dos docentes fueron voluntarios que en 41 días de clases apoyaron a 157 alumnos y alumnas, prepararon 279 exámenes de los cuales se presentaron a 258 mesas, con un 92 por ciento de aprobación. Esos son los números del programa «Gurises 609» de Lavalleja, impulsado por el Movimiento de Participación Popular, que este año se desarrolló en los locales del MPP y del Frente Amplio.

«En Lavalleja es el quinto años consecutivo que se hace, estamos muy satisfechos principalmente no solamente por los resultados de los gurises, de cómo respondieron, sino por el compromiso de los voluntarios en cuanto a las ayudas que se le dio a los gurises para preparar exámenes», expresó el edil del Frente Amplio y dirigente del MPP, Mauro Álvarez.

Justo al inicio del programa de este año sucedieron la mayoría de los brotes de Covid-19 por el arribo de la cepa Ómicron, lo que complicó el arranque. «Hubo algunos gurises que demoraron más en poder arrancar, no arrancaron con el resto, también hubo algún profe que cursó la enfermedad justo al inicio y eso hizo que se tuviera que suspender una semana más el arranque de algunos años de asignaturas. Después se recuperó gracias al esfuerzo de los voluntarios que se pusieron las pilas inmediatamente de la recuperación, algunos incluso hasta por videollamada daban sus clases a los gurises y eso permitió principalmente los grandes resultados, que de estos 157 alumnos y alumnas que atendimos, aprobaran el 92 por ciento de los exámenes que efectivamente fueron a dar los gurises», relató.

El edil reconoció «el gran esfuerzo de los gurises y de los padres que estuvieron recontra preocupados, fue un año muy complicado, ninguno de los otros cuatro anteriores años nos había pasado de tener tanta complejidad al inicio, incluso había profesores que de repente nos decían ‘les puedo dar a los de segundo o primero’ y otros podían dar cuarto o tercero. Había que armar todo un esquema, fue bastante complejo. Fueron más de 30 docentes y no docentes voluntarios que participaron de este programa y eso es muy importante».

Álvarez indicó que aunque oficialmente el programa está cerrado, dado que tiene lugar durante los meses de enero y febrero, aún hay docentes ayudando a alumnos por materias que quedan por aprobar.

Impacto

Lógicamente que 157 estudiantes puedan acceder a clases particulares o apoyo en determinadas asignaturas, genera un impacto en la educación. Pero además de este hecho, Álvarez destacó que «hubo gente anónima que colaboraron con de todo un poco, no solamente que vayan a abrir locales que fue todo un tema para poder estar todos porque hubo gente en la organización que cursaron la enfermedad, pero colaboraron hasta alumnos llevaban marcadores para las pizarras, prestaban hojas de dibujo, quedaron tablas de gurises».

«No solamente son los números, este año hablando con muchos docentes nos dimos cuenta del compromiso que generó esto en aquellos voluntarios y voluntarias que por primera vez se arrimaron al programa y dijeron ‘puedo dar una mano en esta asignatura’. Entonces esto generó que se empoderaron y puedo decir que este año este programa anduvo solo. Se empoderó tanto la gente que anduvo solo y creo que es eso lo que hay que generar», enfatizó el edil.

«Hay dos docentes que venían uno del año pasado y otro del año anterior, que habían pasado por nuestro programa, se sumó este año otro más que es un estudiante, terminó el liceo y está haciendo facultad y nos dio una mano en biología este año. Esas cosas son lo más lindo, pero lo principal es el empoderamiento de la gente. Un profesor que está jubilado y me decía ‘no sabés lo feliz que me siento de poder dar clases y aparte gratis, poder devolver a los gurises’, en una materia tan importante como matemática. Hace veinte años que está jubilado y nos decía lo feliz que estaba de poder hacer eso e incluso ayudar a otros profesores de matemática o voluntarios, que en algún tema por ejemplo no se acordaban o tenían alguna duda. Lo que se generó este año no tiene antecedentes», resaltó.

Campaña

Además de manifestar su alegría por los resultados obtenidos, desde la organización ya se embarcan en la próxima experiencia. Están «viendo para el año que viene cómo nos vamos a poder organizar, incluso hay una propuesta de algunos docentes que seguramente la vamos a llevar a cabo que visto que en enero está todo cerrado, los liceos están cerrados, los gurises que quedan a exámenes muchas veces no cuentan con material para estudiar. Vamos a hacer una campaña, lo vamos a hacer más abarcativo después de abril, para conseguir donaciones de gurises y gurisas que ya terminaron el año en curso y que le quedaron fotocopias del liceo, cuadernos, los resúmenes, todo eso es importante para poder tener material y para que los voluntarios puedan tener un contacto directo», mencionó Álvarez.

Otro objetivo es generar una biblioteca «con libros principalmente de todo lo que son las ciencias sociales como historia, filosofía, para el año que viene poder continuar. Lo bueno de esto es que sigue creciendo», sostuvo.

Puertas abiertas

Otra campaña que comenzarán tiene que ver con una instancia de evaluación que los adolescentes tienen en diciembre. «Las puertas de este programa están abiertas para todos los que quieran aportar, no se les pregunta ni a los padres, a los gurises ni a los voluntarios a quién votaron. Estamos viendo con algunos profesores si podemos dar una mano en una etapa que tienen los gurises ahora que le llaman el repechaje, que es por diciembre, para evitar que muchos vayan a examen. En esa preparación, a final de año y no en enero, quizás este año se pueda conformar. Lo vamos a confirmar más adelante pero necesitamos más manos que nos digan ‘vamos a hacerlo’, capaz que entre todos y todas podemos generar ese nuevo vínculo para evitar en este caso que vayan a examen», concluyó Álvarez. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *