13.04.2022 Semana Santa especial: con celebraciones luego de dos años de no poder compartir con los cristianos

0

Por Karina Núñez

La Semana Santa es la conmemoración cristiana anual de la Pasión de Cristo, la entrada a Jerusalén, la última cena, el viacrucis, la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.

Es la sexta y última semana de Cuaresma desde el Domingo de Ramos hasta el atardecer del Jueves Santo, entre el atardecer del Jueves Santo hasta el Domingo de Pascua, denominado Triduo Pascual. Por eso, es un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas. Da comienzo con el Domingo de Ramos y finaliza el Domingo de Resurrección.}

Este año 2022 la semana sagrada empezó el domingo 10 de abril y culminará el domingo 17 y cada día tiene un significado. El padre Pablo Graña, quien hoy es el Párroco de la Catedral de nuestra ciudad, habló con Diario La Unión sobre estos días, contó el significado de cada uno de ellos y la importancia para el cristiano de celebrar esta semana tan especial.

Domingo de Ramos

«Este día se celebra la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esto, es tradición que los fieles lleven ramos a las misas de esta jornada para que los bendigan. Las ceremonias principales del día son la bendición de las palmas, la misa y la lectura del relato de la Pasión durante la eucaristía», relató el religioso.

Jueves Santo

«En este se recuerda la Última Cena de Jesús de Nazaret con sus apóstoles en la que les lavó los pies, lo que se conoce como un ejemplo de servicialidad. En la Última Cena, en que los creyentes católicos conmemoran la institución de la Eucaristía, con la consagración del pan y el vino mientras Jesús los compartía con sus apóstoles; además, se remarca el legado del sacerdocio. El pan significa el cuerpo de Cristo y el vino su sangre, que recuerdan el sacrificio de Jesús en la cruz», comentó Graña.

«Al terminar la Última Cena, Jesús se fue a orar al huerto de los olivos de Getsemaní. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, llegaron a aprehenderlo tras la traición de Judas Iscariote, quien reveló la ubicación de su maestro a cambio de treinta monedas de plata», agregó.

Viernes Santo

«Este día el mundo cristiano católico recuerda la Pasión de Cristo, su prisión, los interrogatorios del rey Herodes y Poncio Pilato, la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Se conmemora con un Vía Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz. Constituye propiamente el primer día del Triduo Pascual. Es día de penitencia obligatoria y se practica la abstinencia y el ayuno», señaló el sacerdote.

«La Iglesia, siguiendo una antiquísima tradición, en este día no celebra la Eucaristía y la sagrada comunión, solo se distribuye a los fieles durante la celebración de la Pasión de Cristo. Sin embargo, los enfermos que no puedan participar en dicha celebración pueden recibirla a cualquier hora del día», añadió.

Sábado de Gloria

«Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza. Ese día se celebra la frase que se recita en el Credo: ‘Descendió a los Infiernos’. Es un tiempo de reflexión y acompañamiento a la Virgen María, la madre de Dios, que está a la espera de la resurrección del hijo», mencionó.

Domingo de Resurrección o Pascua

«Es el día más importante y más alegre de la Semana Mayor, ya que se recuerda cómo Jesús venció a la muerte. Durante la misa dominical se recuerda, encendiendo el cirio pascual, que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá encendido hasta el día de la Ascensión de Jesús», comentó.

«Jesús le dijo: ‘Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente'», relató.

SEMANA SANTA JUNTO A LA CELEBRACIÓN DE LA VIRGEN DEL VERDÚN

Pablo Graña, nuestro párroco de la Catedral Inmaculada Concepción expresó que «estamos en el mes de abril en la Semana Santa y justo este año cae junto con la fiesta de la Virgen del Verdún, algo muy lindo y nos pone muy felices».

Contó Graña que «el domingo se comenzó con la celebración de la Semana Santa con la fiesta de domingo Ramos, la celebración de la pasión del Señor y fue la bendición de Ramos en la mañana en la Plaza con una gran cantidad o multitud diría. En la tarde también se hizo la bendición de los ramos y la celebración de la pasión del Señor, donde se lee el relato de la pasión y de cómo fueron los últimos minutos de Jesús».

Estos días de lunes, martes y miércoles son días de Santos, «de reflexión, de estar escuchando la palabra, leyendo la palabra y sintonizando con el corazón de Jesús. El martes a las 11 de la mañana fue la misa crismal que se hizo en esta oportunidad en el departamento de Rocha, por ser parte todos de la Diócesis de la zona Este y a la tarde la misa».

Hoy miércoles «a las 7 horas habrá misa y a las 20 horas una invitación especial para un teatro leído que se llama ‘Diálogo de Pasión’, la que es una obra de teatro escrita por el escritor español José Luis Martínez Calzo, periodista, sacerdote español, que trata de unos diálogos imaginarios de Jesús en los momentos antes de entregarse a la muerte. Participan todos los personajes, siendo 12 hermanos en escena y es a las 20 horas».

El jueves comienza propiamente el triduo pascual, «a las 19 horas es la celebración de la cena del Señor, donde estará presidiendo el Obispo la misa, donde además se celebra la institución del sacerdocio, la institución de la eucaristía, la última cena y el gesto del lavatorio de los pies como un gesto de reconciliación de servicio, de amor y de perdón. A las 21 horas se vivirá la hora santa, un rato de oración frente al santísimo sacramento en la capilla del santísimo».

«El viernes es un día de silencio, de oración, de meditación, donde ese día recordamos la pasión de nuestro Señor. A las 9 de la mañana estará la oración, a las 16 horas la celebración de la Pasión, donde se hace la oración universal y se hace la veneración de la cruz, no como instrumento de dolor, sino como un amor hasta el extremo. A las 21 horas del mismo viernes, es la realización del vía crucis por la calle, alrededor de la Catedral», detalló el sacerdote.

Padre Pablo Graña

FUERON DOS AÑOS A PUERTAS ADENTRO

Al hacerle referencia a Graña, de los dos años celebrando a puertas hacia dentro, debido a la pandemia y este año nuevamente pudiendo abrir los templos a la población, manifestó que «estamos con mucha alegría, porque fueron dos años, que además de sufrimiento físico, del sufrimiento de tanta gente, con familiares y amigos que fallecieron como consecuencia de la pandemia, se vivió también con la nostalgia de no poder celebrar la fe cristiana, que es esencialmente de celebración y se tenía muchas ganas de volver a encontrarnos con la celebración, ya que no es lo mismo las celebraciones transmitidas que las celebraciones vivenciales, por eso es que estamos contentísimos».

«LO TRASCENDENTE ES LA EXPERIENCIA RELIGIOSA»

Cuando hablamos con Graña y lo consultamos, si cree que la pandemia ayudó a que la gente se acerque más a Dios, expresó que «es muy interesante hablar de eso, porque siempre que ocurren situaciones difíciles, que se sale del ámbito que uno tiene programado, recordamos más. Cabe decir que después del 13 de marzo del año 2020 muchas cosas cambiaron, tambalearon seguridades que para uno eran impensable y sin embargo ocurrieron. Desde ahí hemos pasado más de dos años en esa situación de una fragilidad, de una vulnerabilidad que es llamativa, por lo que evidentemente ante esta situación, necesitamos trascender y lo trascendente es la experiencia religiosa, sino la nada como tal, es el vacío existencial que no se soporta y de hecho no es posible tolerarlo».

CONDICIÓN HUMANA

Graña admitió que siempre que pasamos momentos difíciles, es cuando más recordamos a Dios, «es una condición humana, creemos que podemos sin y después no damos cuenta que solo podemos con…Y sobre todo la idiosincrasia nuestra uruguaya, porque por ejemplo en Uruguay estos son los días de mayor turismo, ya que en otros países a nadie se le ocurre irse lejos de su comunidad parroquial, porque celebran los días centrales de la pasión y muerte y resurrección de Jesús, pero en cambio nosotros por razones históricas y muy interesantes, históricos política, que fue una cuestión que se ha dado así y donde además es el periodo del año donde la gente se va fuera de las ciudades, donde no hay templo, es el turismo promedio, de ir al monte, abajo del puente, de ir a un lugar donde no hay comunidad, por lo que se pasa Semana de Turismo, que para los cristianos es la Semana Santa, porque turismo se hace en cualquier otro momento. Pero también es una práctica tan extendida, que hay muchos que son los días que tienen licencia y entonces no queda otra, pero no olvidar que son los días santos de la pasión del Señor».

SÁBADO Y DOMINGO

«El sábado a las 9 de la mañana se hará la oración, a las 19 horas una oración en la Catedral, de silencio junto a María y acompañándola en su soledad y a las 21 horas la solemne vigilia pascual, que es la misa más larga del año, la que es el misterio del fuego, renovando el cirio pascual, el misterio del agua, el misterio de la palabra y el misterio de la eucaristía, las cuatro partes que tiene la vigilia», indicó Graña.

«El domingo es un día de gran alegría con las misas en las capillas, a las 10 horas en las capillas de Filarmónica, de la Cruz, a las 11:15 el Obispo presidirá la misa en la Catedral, a las 16 horas la misa en la capilla de Pompeya y a las 19 horas la misa en la Catedral nuevamente», consignó.

CINCUENTENA PASCUAL

«Luego vienen 8 días de fiesta, lo que se llama la Octava de la Pascua de domingo a domingo y después 50 días de fiesta, donde Jesucristo ha vencido el pecado y la muerte y vive y eso es hermoso, lo que se denomina cincuentena pascual que termina con la venida del espíritu santo, con Pentecostés», mencionó el religioso.

CELEBRACIÓN DE LA VIRGEN DEL VERDÚN

Este año, esta semana tan fundamental para los cristianos, suma lo que es la celebración de la Virgen del Verdún, por lo que el Viernes Santo, se comienza con la festividad del Verdún, un día donde la Iglesia no celebra la Eucaristía, por lo que se reza el Vía Crucis a las 10 de la mañana en el Verdún y después habrá Rosarios durante el día viernes.

«El sábado es el día del gran silencio, donde en el Cerro habrá durante todo el día confesiones, rosarios, se puede subir y bajar como siempre. El domingo será la gran fiesta de la pascua, de la resurrección aquí y allá, por lo que a las 12 del mediodía se hará la misa en la parte de abajo y a las 15 horas también será en el templete. El lunes hay confesiones durante todo el día y celebraciones a las 10 de la mañana y a las 15 horas en el templete abajo y a las 12 en la nueva capilla arriba», comentó.

INAUGURACIÓN DE LA CASA DEL PEREGRINO

También se inaugurará una edificación, que se dio en llamar Casa del Peregrino, que está antes del inicio a la subida del cerro, una casa que se había comenzado antes de la pandemia y que se inaugura este año.

Graña recalcó que «el martes, día mismo de la celebración de la Virgen del Verdún y a pesar de que el feriado se cambia para el lunes, también es sabido que viene muchísima gente ese mismo día».

EL LEMA: «VOLVEMOS A TU CASA MADRE»

Este año el lema se dio en llamar «‘Volvemos a tu casa madre’, porque después de dos años volvemos a su casa y a la celebración. Además ya se están armando los tradicionales stands de artículos varios y de plaza de comida lo que también es importante para los visitantes. A las 16 horas del martes 19 habrá gracias a la colaboración de la Dirección de Cultura y al maestro Hebert Loza un concierto denominado ‘Le cantamos a la Virgen del Verdún'», concluyó el padre Pablo Graña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *