03.05.2022 Estudiantes del Instituto de Formación en Educación realizaron paro en solidaridad a los hechos ocurridos en Maldonado

0

Por Karen Corbo

Los estudiantes de Formación en Educación de Minas realizaron un paro de actividades por los hechos ocurridos en Maldonado, donde una alumna que no estaba inscripta en la carrera de educación inicial y que tampoco habría quedado en el sorteo, pudo acceder a un cupo. Los alumnos fernandinos denunciaron los hechos pero no recibieron respuesta alguna, lo que motivó el paro en ambos departamentos.

Previo a la lectura de la proclama, el estudiante e integrante de la comisión de carrera del Instituto Formación en Educación de Minas, Fabio García, explicó a los presentes que la citación fue a las 18 horas, dado que «tanto en la mañana como en la tarde concurrimos a las prácticas, ¡no dejamos a los niños sin sus queridos practicantes! Pero tampoco queremos dejar solos a nuestros colegas del IFD de Maldonado. Por tal motivo hemos decidido en día de hoy realizar este paro estudiantil en las actividades curriculares que se llevan a cabo en el Instituto de Formación Docente de Minas, en solidaridad con los hechos sucedidos con el centro homónimo ya mencionado».

Proclama

«En esta proclama queremos hacer público que en tiempos donde las autoridades nacionales hablan de transparencia, en un centro estudiantil donde se forman los futuros docentes, se han sucedido hechos contrarios a esto.

Cero transparencia en las formas y en los hechos, los cuales repudiamos profundamente. Pasó en Maldonado, pero podría haber sido aquí o en cualquier otro centro. No es así como se deben conducir las acciones de la educación, utilizando vínculos, para provecho de unos y perjuicio de otros.

Más aún en una carrera como la es Primera Infancia, la cual no en todos los centros se brinda. Siendo Maldonado una de las sedes y al tratarse de una zona cercana a Lavalleja y Rocha, entre otros, al verse ampliamente superada la matrícula, se debió crear un nuevo grupo y priorizar el acceso a la educación a todo el estudiantado.

Sin embargo, contrario al discurso de transparencia, no solo no se creó el grupo, sino que, habiendo realizado el sorteo correspondiente, se incidió para favorecer a solo un estudiante de los cuarenta que quedaron afuera.

Pero qué podemos esperar, el discurso es uno de ‘transparencia’, los hechos marcan otra realidad. Pues, así como este episodio, se vienen planteando otros que apartan a los actores directos de la educación.

Aprovechamos la convocatoria y citamos dos de ellos:

El primero, lo referido al título universitario a nivel docente. El miércoles pasado nos reunimos a nivel nacional, la Consejería Estudiantil, las Comisiones de Carrera y los Consejos de Centro. Discutimos y coincidimos que una carrera dentro de la ANEP, no puede ser evaluada por un agente externo para determinar si una persona puede o no ser licenciado. A su vez, y no menos importante, no se concibe que la idea no sea universal, en el sentido que dependerá de que cada centro, si se postula, el acceso a dicha titulación.

Esto abre una brecha enorme entre iguales, dando ventaja a quienes se forman en el ámbito privado y los más cercanos a los centros de referencia como ser la capital del país. Desigualdad y centralismo que no queremos y rechazamos. El plan nada tiene que ver con lo discutido anteriormente entre docentes, egresados y estudiantes. ¡La formulación no brinda igualdad de oportunidades!

Lo segundo, el pasado jueves se discutió en todo el país, en ATD, el marco de la transformación curricular un documento de poco más de 50 páginas donde se abarca desde inicial hasta bachillerato. El mismo bajó a discusión muy próximo a la realización de dichas asambleas y nos interesa porque somos los futuros docentes quienes lo tendremos que aplicar. Para eso es necesario analizarlo con tiempo, en profundidad, involucrarnos y hacerlo todos juntos.

Dos años van de promesas de cambios, solo bajaron veinte páginas de marco teórico, que sí es muy importante, pero el resto son solo son subtítulos, lo que demuestra que el desglose ellos lo harán nuevamente sin consultar a los actores directos del acto educativo en las aulas. A grandes rasgos habla de competencias, las cuales en Educación Técnico Profesional ya se aplican, por lo que no es tan innovador como lo presentan y como broche final, hoy publica La Diaria que renunció Isabel Varela. ‘La cabeza’ del equipo técnico que diseña esta transformación curricular.

Como cierre agradecer a cada uno de los que están aquí presentes. Convocando al estudiantado a participar, involucrarse y comprometerse. Recordar que dentro de ANEP, el CFE es el único desconcentrado que sigue como consejo y admite ‘participación’ directa.

Un país educado, es un mejor lugar para vivir, con más oportunidades y esas puertas las abrimos los actores directos del sistema educativo, estudiantes y docentes. Muchas gracias.

Saludan muy atentamente a usted:

La Comisión de Carrera Local, Centro de Estudiantes de Formación en Educación de Minas y los delegados de grupo de las diferentes carreras.

Maldonado

Posteriormente García comentó que «en Maldonado en la carrera de inicial se anotaron setenta estudiantes para cursarla, por lo tanto se fue un sorteo y quedaron cuarenta inscriptos. De los treinta que quedaron sin cupos, a una persona se la quiso colocar a la fuerza. Esa persona estaba inscripta pero en la carrera de educación de maestro en formación común, no en formación inicial. La persona concurrió a clases igual sabiendo que no estaba inscripta y se indicó que podría hacer el núcleo común pero no la formación de inicial porque había quedado fuera del sorteo».

«Ella mediante influencias porque su mamá trabaja en la intendencia y su papá es periodista, hicieron fuerza y el Consejero de Formación en Educación bajó línea e incitó a la directora a que la inscribieran igual. La directora está embarazada con un embarazo de riesgo, se descompuso y no es admisible. Si no es justo para los otros veintinueve tampoco es justo para ella. Lo justo sería que ni ella ni los otros veintinueve quedaran afuera, que quedara todos juntos en un nuevo grupo, que se abriera un grupo, que fueran dos grupos de treinta y cinco alumnos, que asimismo treinta y cinco es mucho para un aula, pero si se hizo un sorteo, si hubo una transparencia de la que tanto hacen eco, esa chiquilina tendría que haber esperado al año siguiente para poder cursar esa formación, porque en sorteo no fue una de las beneficiadas», detalló el estudiante.

Con respecto al resto de los alumnos que quedaron sin cupos para cursar, García explicó que en la capital fernandina también realizaron un paro y «esperamos una respuesta de las autoridades. Todavía no tenemos ninguna respuesta, las autoridades han hecho caso omiso a nuestros reclamos», concluyó el integrante de la comisión de carrera del Instituto Formación en Educación de Minas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *