18.05.2022 Se conmemoró el Día Mundial de la Hipertensión

Por Karina Núñez

El 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, fecha para reafirmar la importancia del control periódico de la presión arterial y la promoción de hábitos de vida que ayuden a prevenirla y lograr el control de la enfermedad.

«La hipertensión arterial es una enfermedad en la que los vasos sanguíneos tienen una tensión mayor a la normal de manera persistente. La tensión o presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos. Cuanto más alta es la presión en las arterias, más esfuerzo debe realizar el corazón para bombear; lo que puede dañarlo severamente. La hipertensión arterial es una enfermedad en sí, pero también es el principal factor de riesgo para padecer otras enfermedades cardiovasculares. Una presión arterial elevada puede afectar a otros órganos además del corazón, como por ejemplo al cerebro o los riñones. También en la coyuntura actual, marcada por la pandemia del Covid-19, es importante mantener hábitos de vida saludables que prevengan la hipertensión arterial y continuar controlando la presión arterial de forma periódica, manteniendo las precauciones sanitarias», indica el sitio web de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular.

Alimentarse saludablemente

«Es necesario tener en cuenta que la sal se agrega a los alimentos en su preparación, pero también está contenida en alimentos prontos para el consumo (fiambres, quesos, galletas, y cualquier otro alimento que consumas ya industrializado). Es fundamental controlar la sal desde la primera infancia, porque si bien la hipertensión arterial se manifiesta con mayor frecuencia en los adultos; los hábitos de alimentación que desarrollamos desde la niñez van gestando la enfermedad silenciosamente. Una alimentación saludable implica también la inclusión de frutas y verduras (se recomienda mínimo cinco porciones por día), reducir la ingesta de grasas (especialmente de las grasas saturadas) y evitar consumir bebidas alcohólicas», establece el mismo sitio web.

Actividad física

«Realizar actividad física de forma habitual ayuda a prevenir varias enfermedades, entre ellas la hipertensión arterial. Esto implica realizar al menos 30 minutos de actividad física por día. Toda actividad física suma: desde utilizar escaleras en vez de ascensores, ir a trabajar caminando o bajarse unas cuadras antes del medio de transporte usado y así caminar. Varios estudios demuestran que también se puede disminuir teniendo un estilo de vida menos sedentario, es decir, agregando actividades leves para disminuir largas horas estando sentado», sostiene la Comisión.

En Camdel hubo actividades

En la mañana de este martes 17 en el hall de Policlínica de Camdel y a cargo de nutricionista y enfermeros, se realizó la actividad donde se hizo valoración del estado nutricional y medición de la presión arterial. También se realizó una instancia de educación nutricional sobre alimentos ricos en sodio y su sustitución.
La Dra. Silvia Scampini destacó en dicha jornada que «la hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Un importante porcentaje de la población es hipertenso e incluso no lo sabe. Desde la niñez se debe controlar la presión arterial para conocer las cifras y más aún si hay antecedentes familiares para comenzar un tratamiento».»En primer lugar se deben cambiar los hábitos higiénicos, dietéticos, que comprenden la alimentación sin sal, sin nutrientes, que contienen sal en su proceso. Hacer ejercicios físicos o actividad física regularmente, no fumar, mantener el peso y controlar las cifras de glicemia en caso de diabéticos. Si se requiere tratamiento médico es muy importante tomar la medicación en forma continua como está indicada para evitar el aumento de las cifras de presión arterial. Tener las cifras de presión arterial controlada no significa haberse curado de la hipertensión, significa que están controlados y así se debe seguir el tratamiento», explicó la médica.

La profesional señaló que «la hipertensión arterial produce enfermedades cerebrovasculares como los ACV hemorrágicos e infartos cerebrales, causa de infarto de miocardio e insuficiencia renal, que es una de las primeras causas de ingreso a los planes de diálisis».

Recordó que «Camdel cuenta con policlínicas de cardiología, equipo de nutricionista y policlínicas de controles para que nuestros usuarios puedan tener un control y tratamiento adecuado a cada situación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.