28.06.2022 Comisión de Recepción recibió a responsables del campo cultural Kykyo y a representantes del Sunca

Reunión de la Comisión de Recepción con representantes del Sunca

Por Karen Corbo

La Comisión de Recepción de la Junta Departamental de Lavalleja tuvo una intensa actividad la semana pasada ya que recibió a responsables del campo cultural Kykyo y a representantes del Sunca por la asociación de Ancap con privados.

Campo Kykyo

Según el documento enviado a la Comisión, el Campo Cultural Kykyo «estamos desarrollando en la Reserva Natural Kykyo de Cerro Pelado, Marmarajá. Ha sido seleccionado en la convocatoria de Fondos Concursables para Emprendedores Turísticos en Destinos Emergentes y por los Fondos de Incentivo Cultural». El objetivo de la reunión fue para explorar la posibilidad de que el emprendimiento sea declarado de Interés Departamental.

El lugar «es un proyecto interdisciplinar que involucra diferentes áreas de las artes visuales: escultura, artes plásticas, land art, instalaciones y performance con el objetivo de generar un espacio cultural y artístico en vínculo con el espacio natural de la Reserva Kykyo. Es un proyecto creado por TRIBU Espacio Cultural y Reserva Kykyo coproducido junto con la productora de contenidos culturales pozodeagua y AT|AL|609 Espacio de Investigaciones Artísticas», indica la misiva.

Nicolás Spinosa, responsable del lugar, explicó que la idea en el lugar de 150 hectáreas es generar «residencias artísticas de uruguayos y de latinoamericanos, que su labor parte de la prácticas de arte en el entorno rural, arte de acción, paisajismo, la vinculación entre lo natural y lo cultural, mucho trabajo en fotografía y videos, en muchas disciplinas y la dinámica es que pasaban los artistas cierto tiempo en la reserva, con un fuerte sentido de intercambio y de vinculación. El resultado de las residencias se presenta en TRIBU y en otros lugares».

El responsable describió que en un principio el predio era de alrededor de 60 hectáreas y posteriormente con la adquisición de un campo lindero, se amplió 90 hectáreas, por lo que en total suma 150 hectáreas. «En el 2020 el mundo se detiene con la pandemia, a nosotros nos pasó que gran parte de nuestras actividades se trasladaron a Lavalleja y ahí nos dimos cuenta que teníamos que darle un fuerte impulso a ese marco cultural que ya veníamos trabajando. Decidimos ir a más», ya que «estamos convencidos que la cultura como el turismo son elementos de desarrollo que son transversales y que generan la posibilidad de entrar en contacto con mucha gente diferente, eso es muy bueno para todos y para el lugar», sostuvo.

Óscar Álvarez, también responsable del campo, detalló que en acuerdo con el Ministerio de Turismo y ANDE concretarán el proyecto que consiste en «un armado paisajístico, se va a hacer la construcción de CITA (Centro de Interpretación de Territorio y Arte), que va a tener una especie de parador para recibir a la gente, estamos planteando un museo a cielo abierto, pero necesitamos un techo de acogida, baños».

Actualmente el colectivo artístico está desarrollando «la caminería interna, hay un tajamar y se está haciendo otro, en estas seis hectáreas, la idea es ampliarlo a diez hectáreas y ahí tenemos que trabajar para que sea público, pero administrado por privados que somos nosotros. Tenemos pensado para el año que viene hacer un pequeño anfiteatro. Rafael Peña y Lillo, que fue quien anexó estas hectáreas está aportando lo turístico, tiene cuatro cabañas ya funcionando para seis personas cada una y la idea es construir cuatro más».

Sunca

El jueves fue el turno de que la Comisión recibiera a representantes del Sindicato Único de la Construcción y Anexos (Sunca), quienes solicitaron concurrir para ser escuchados por el impacto a los trabajadores por la futura asociación de la industria cementera de Ancap con capitales privados.

Ken Vera, secretario ejecutivo del gremio en el departamento, mencionó a los presentes la posibilidad de que fueran recibidos por el plenario de la JDL. A continuación el edil del Partido Néstor Calvo, presidente de la comisión de seguimiento de la situación de Ancap, detalló a los ediles y trabajadores que a partir de una sesión de la JDL del año pasado, en la que pulularon las facturas políticas entre casi todos los partidos, se conformó una comisión especial.

«Al ver que no iba a haber una situación para destrabar, desde el PC surge la iniciativa de armar una comisión que por lo menos comenzara a trabajar en el tema, así se hace y esa comisión queda conformada. Lo primero que hizo fue tener una reunión en Minas con funcionarios de Fancap, a los cuales escuchamos ya más tranquilamente porque lo que había habido había sido una intervención de uno de los partidos políticos en la JDL. Con los mismos compañeros de Fancap fue escucharlos directamente, poder intercalar en este ámbito que es mucho más cercano sin discusiones y dando los puntos de vista. Ahí nosotros íbamos a viajar al Congreso Nacional de Ediles a Paysandú, que vive una realidad parecida porque son las dos fábricas que están en el país. Pedimos una reunión con el intendente (Nicolás Olivera), nos recibió en Paysandú, conversamos con él, cuál era la óptica, cómo defendían el portland allá, qué pasos había tomado la intendencia, nos comunicaba el intendente que ya había hecho un convenio de que todo lo que era obra pública se le compraba solamente a Ancap. No tenía la misma realidad que tenía Lavalleja, que tiene dos cementeras –una privada y una pública-, eso le había dado más facilidades para tomar esa decisión», relató el edil colorado.

Al regresar a Lavalleja, la comisión especial solicitó una reunión al intendente Mario García y al directorio de la empresa estatal. Sorprendentemente para los presentes, Calvo indicó que «hasta el día de hoy estamos esperando las respuestas, ni el directorio de Ancap nos respondió ni favorablemente ni negativamente, ni el intendente departamental nos contestó de una manera o la otra».

«Las comisiones de la JDL lo que podemos hacer son gestiones para tratar de abrir caminos o puertas para que pueda haber una negociación porque somos un legislativo, o sea que no podemos ejecutar absolutamente nada, no tenemos poder de tomar una decisión y que el ejecutivo lo acate. Por eso en aquel plenario en su momento cuando se habló y se le pedía que la gente hiciera algo, más allá de lo que la JDL pudiera hacer lo iban a tomar o no lo iban a tomar. Nosotros entendimos que era mucho más saludable armar una comisión y podríamos tratar de juntar las partes para dialogar. No lo hemos podido lograr, eso no quiere decir que no lo vayamos a lograr. Vamos a repetir el pedido porque acá la llave no la tenemos nosotros, la tiene el gobierno nacional y es una realidad a la que no podemos escapar. Algunos estaremos de acuerdo, otros en contra pero va a ser una decisión política a nivel nacional, más allá de los aportes o lo que podamos pensar. Lo que queríamos como comisión era por lo menos haber tratado de juntar todas las partes, pudimos hablar con alguna parte pero no hemos podido lograr hablar con todas», aclaró el curul.

A continuación Calvo se comprometió a «repetir el pedido al intendente departamental y al directorio de Ancap para ver si por lo menos nos pueden recibir».

Representante

El dirigente sindical, secretario del interior del Sunca, Richard Ferreira, ahondó en la situación de los trabajadores privados de la planta de Minas. El gremialista explicó que en la industria coexisten dos sindicatos: Fancap que representa a los trabajadores del ámbito público y el Sunca que nuclea a los funcionarios del ámbito privado.

«En Lavalleja hay alrededor de 104 puestos de trabajo, donde hicimos un relevamiento tipo censo, no con el rigor técnico, donde arroja datos muy concretos que de esos 104 puestos de trabajo. Hay 104 familias con muchos menores de edad, muchas madres jefas de hogar, con 60 aproximadamente personas que alquilan en Minas», comentó Ferreira y agregó que «estamos analizando cuál sería el impacto en lo laboral y en lo social en el departamento de Lavalleja. Son 104 salarios que se gastan acá, son 60 alquileres que se utilizan acá y son determinada cantidad de gurises menores que desarrollan sus estudios y actividades acá. Esa asociación con privados, que es integral, lo que queda claro de que el socio privado que venga, en caso de concretarse, queda en condiciones mayoritarias frente al Estado».

Ferreira mencionó que el sindicato se reunió con los ministros de Industria y de Trabajo, Omar Paganini y Pablo Mieres, respectivamente quienes informaron que «si todo sigue de acuerdo a los planes del gobierno, podría haber una prelicitación o una licitación con las (empresas) que queden interesadas que andan en la vuelta visitando las plantas y que ellos prevén que a partir de ahí quedaría un escenario mucho más claro».

«Frente a esta situación obviamente apenas conocimos la información lo primero que preguntamos es qué pasa con las fuentes de trabajo. Hasta el día de hoy nadie nos puede asegurar. Independientemente de lo que dijo el Presidente de la República en Minas de que no se iba a perder ninguna fuente de trabajo, eso no es así porque si consideramos los puestos públicos sí, ahí no hay discusión, en todo caso el empleado público lo que puede tener es un traslado y preocupa a los trabajadores las consecuencias del desarraigo pero no es pérdida. En el caso de los privados sí, lo decimos con propiedad porque el mismo Ministro de Industria lo confirmó y de hecho no nos pudo asegurar ni confirmar que este proceso hasta el día de hoy por lo menos contemple la estabilidad laboral. En lo único que se comprometieron con nosotros fue en el momento que sea necesario a instalar un ámbito de negociación para ver qué pasa, nada más que eso», sostuvo el dirigente sindical. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.