21.11.2023 Senador Daniel Caggiani y diputado Alfredo Fratti visitaron Minas

0

Daniel Caggiani y Alfredo Fratti

Por Karen Corbo

Con el año electoral en marcha, el viernes pasado los frenteamplistas de Minas recibieron la visita de dos líderes emepepistas: el senador Daniel Caggiani y el diputado Alfredo Fratti. En el marco de una gira del Espacio 609, los legisladores abordaron diversos temas y en varias instancias «nos hemos encontrado con algunos militantes que fueron nuestros, que no estaban y que tienen ganas de volver, con gente del Partido Nacional que está viendo al Espacio 609 como una posibilidad de trabajar para la candidatura de Yamandú Orsi, que es el candidato que estamos impulsando», expresó Fratti.

Orsi

Ambos políticos destacaron la figura del intendente de Canelones, uno de los precandidatos de la fuerza política de izquierda. «Yamandú es el mejor compañero que tenemos nosotros para ofrecerle al Frente Amplio y que el Frente Amplio tiene para ofrecerle a la ciudadanía para gobernar los próximos cinco años del Uruguay. Es un compañero que tiene una probada trayectoria en la gestión, hace 20 años que gestiona la Intendencia de Canelones, primero siendo secretario general y ahora por dos veces intendente, tiene niveles de aprobación por encima del 80 por ciento. Canelones es como un Uruguay chiquito, tiene todo, la zona rural, de logística, zonas densamente pobladas y creo que a partir del Gobierno de Canelones Yamandú logró proyectar una personalidad nacional, no es común porque generalmente los intendentes fuera de Montevideo tienen la problemática de poder también tallar en el ámbito nacional. Además tiene características personales que lo hacen naturalmente un abridor de porteras: es un tipo que cae muy bien en la gente, que es muy simpático, que tiene la capacidad de escuchar en un sistema político donde los políticos hablamos mucho y escuchamos poco, tiene la sensibilidad social de ponerse en el lugar de otro y es un tipo que naturalmente la gente lo ve como alguien que le llama la atención, que sale del molde de la política, independientemente si lo votan», detalló Caggiani.

«También tiene la capacidad de construir equipo para fortalecer los temas que no es conocedor, es un tipo que se ha preparado incluso para poder ser presidente. De hecho, Lucía Topolansky le propuso ser candidato a presidente en la anterior elección y él dijo que no se sentía preparado, que eso tampoco es algo natural y común en un político. Además sintetiza también una idea de cambio necesario que hoy tiene el Uruguay, de formas de cambio, quizás mucho más de diálogo, de encuentro, de entendimiento con el otro. También expresa un cambio de época, creo que en ese sentido puede ser un buen compañero para comenzar un inicio de cambios en el Uruguay», agregó el senador.

Medio ambiente

Un tema que está en la agenda política desde hace un par de campañas y preocupa a una parte importante de la sociedad, especialmente a los más jóvenes, es el medio ambiente. Caggiani integra la comisión de Ambiente del Senado, consultado sobre qué aspectos deberían fortalecerse o cambiarse en un eventual cuarto gobierno del FA, el legislador consideró que «Uruguay tiene un desafío fundamental, primero porque si Uruguay produce alimentos para un mundo que carece que alimentos y que cada vez crece más en población, en 2050 va a haber 9 mil millones de personas arriba de la Tierra y nosotros somos un país que básicamente producimos alimentos y estamos en una zona del mundo que tiene una biodiversidad muy importante».

El país «tiene que entender que hay recursos que son finitos, nos pasó ahora con el agua, no solamente con la seca sino con la situación que se dio en la zona metropolitana donde en realidad no había agua potable, quizás en algunas localidades del interior sea más común y los montevideanos no lo veíamos como algo tan preocupante. Creo que tendríamos que empezar a ver cómo podemos construir marcos de acuerdos que nos permitan por un lado, políticas de largo plazo para sustentar inversiones con temas que tienen que ver con el medio ambiente y después cómo incorporamos la visión medioambiental en los temas productivos, que son los más difíciles pero que sin dudas son necesarios», indicó.

«En la energía hicimos una transformación muy importante, el 80 por ciento de nuestra base energética es renovable pero sin dudas tenemos rezagos en algunos aspectos y creo que ahí hay elementos fundamentales. Después hay temas de institucionalidad, si este gobierno creó un Ministerio de Ambiente pero no tiene capacidades como para poder controlar y ser la rectoría en esos temas. Entonces una cosa son las institucionalidades y otras cosas después son los recursos humanos y financieros que se le ponen, ahí también hay todo un rezago que el Uruguay tiene y que creo que es necesario ponerle. Hay algo que exportamos además de la seguridad jurídica, además de la capacidad de poder transmitir y mediar en conflictos que son complejos, tenemos capacidad de diálogo, nosotros también exportamos alimentos de calidad que tienen inocuidad en su desarrollo. El Uruguay tendría que apostar mucho más, no solamente por la parte agroexportadora sino también con el desarrollo sustentable de nuestro país en términos internos», añadió.

Bienestar animal

En el documento «Un programa por Uruguay: propuesta bases programáticas 2025 – 2030», que fue aprobado en el plenario «Compañero Mariano Arana» realizado el 15 de julio del corriente, se establece sobre el tema bienestar animal que «se fortalecerán los mecanismos de control correspondientes en función de las diferentes problemáticas y en el marco del concepto de una sola salud: humana, animal y ambiental».

Consultado sobre el rol que ocuparía el Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA), Fratti, de profesión veterinario, comentó que «está llamado a tener un rol preponderante, porque lo reclama la sociedad, pero el Uruguay precisa exportar, el mundo está reclamando y para vender donde pretendemos hacerlo que son nichos de alto valor, las exigencias son mayores. Antes había más exigencias desde el punto de vista arancelarias, eso ha ido bajando con el tiempo, después están las trabas no arancelarias, que son exigencias que en este momento van en ese sentido, el medio ambiente y obviamente el bienestar animal. Entonces aquel señor rico que está dispuesto a pagar por el mismo corte de carne más una que viene de Uruguay que de otro lado, va a exigir que no tenga trabajo esclavo, que no trabajen los menores, que cuide el medio ambiente, que pueda demostrar que eso animales a través de la vida han sido bien tratados, en eso tenemos una ventaja superlativa con otros países del mundo como es la trazabilidad, donde se guarda todo. Todos esos son requerimiento no solo que lo tengamos que hacer por requerimiento de la sociedad sino porque el mundo lo pide. El INBA va rumbo a tener un rol cada vez más protagónico».

El diputado explicó que «se está tratando en el Parlamento darle recursos porque se nombró un instituto, se le puso un nombre muy bonito y no se le dio recursos. Si no se le pone recursos es muy difícil que funcione. Ahora estamos estudiando colocar una tasa a los productos para mascotas, a las raciones, ahí queremos hacer una diferenciación, esto es una idea que tiene el Poder Ejecutivo, que esa tasa debería ser únicamente para los productos de mascotas importados y no para los nacionales. Ya hay industrias nacionales que están produciendo muy bien y que tenemos que darles una ventaja».

Violencia de género

Las cifras del último semestre del Ministerio del Interior evidencian un aumento del 4,8 por ciento de las denuncias de violencia de género. Caggiani admitió que «no soy un conocedor del tema en términos más profesional», sin embargo «es un tema que abarca a toda la sociedad, que se siente con mucho más desamparo en los extractos sociales más desamparados donde justamente la justicia siempre llega tarde. Más allá de que el Uruguay ha avanzado en términos significativos en establecer comisarías especializadas, juzgados de familias especializados en el tema, se creó el delito de femicidio. Se han reconocido e intentado poner el foco en una ley de violencia basada en género, pero ha sido un tema que ha sido muy escabroso sobre todo para la cultura en general y porque son temas que muchas veces terminan sucediendo en el contexto de lo reservado o lo privado, pero son los lugares más inseguros para un conjunto de mujeres y niños, que son los más afectados. Creo que por ahí hay un componente de necesidad en dotar de mayor cantidad de recursos a estos juzgados y a la ley que aprobamos, que también hay un rezago importante».

«Sin dudas la cuestión cultural y debatir estos temas de manera pública y ponerlos como temas centrales son también elementos que hay que ponerlos arriba de la mesa porque lo que no se debate o habla es como que no existe. También la palabra en cierto sentido crea condiciones para que esas cosas se manifiesten. Creo que tiene que haber un compromiso en el conjunto de la sociedad de atender estas situaciones y parar con uno de los flagelos más importantes que tenemos hoy como sociedad que es la violencia y el femicidio de las mujeres por parte de sus parejas o exparejas, que no termina reconociendo que terminan un vínculo y no lo pueden aceptar. Por suerte hoy se habla más claro estos temas, quizás no tan claro como de repente el colectivo feminista quisiera que se hablara, pero son temas que se hablan y eso ya es un avance», expresó.

«Desde el restablecimiento democrático para acá, los mayores avances en este tema fueron en los gobiernos del FA. Es como en una casa, si uno está permanentemente barriendo para debajo de la alfombra, el día que la levantás te das cuenta de la inmensidad. Me parece que cuando el FA encara estos temas desde el gobierno hubo muchos avances pero te enfrentas a la cantidad que faltan, porque eran temas que eran tabú, que no se hablaban y eran difíciles», agregó Fratti.

Contra la desinformación

Resultó novedoso cuando en abril de 2019 los partidos políticos con representación parlamentaria firmaron un pacto contra la desinformación, impulsado por la Asociación de la Prensa Uruguaya. «Sería más que necesario», la reedición de este pacto afirmó Caggiani, «sobre todo teniendo en cuenta que cada vez tiene más penetración en la acción política, sobre todo en la discusión sobre la política, las redes sociales y eso termina siendo muchas veces casi una cloaca de la política, un mundo under. Creo que sería necesario, más teniendo en cuenta los avances en el tema de la inteligencia artificial, donde hoy se dice que se pueden hacer videos de vos mismo hablando diciendo cosas que no dijiste en una situación. Eso se puede solamente combatir con niveles de confianza y pactos éticos que digan cuál es el límite que podemos llegar, que no se va  a traspasar».

«El Uruguay todavía puede tener esos márgenes de por lo menos tolerancia como para poder realizarlos. Eso sería lo óptimo, no sé si se va a poder hacer pero sería necesario, tendríamos que agregarles otros temas como por ejemplo cómo podemos avanzar en el financiamiento de las campañas electorales y una nueva ley, que tenemos desde 2009 que aprobamos una ley que fue sin dudas muy importante pero desde 2009 para acá pasaron cosas en el mundo. Hoy se puede aportar dinero en efectivo a los partidos políticos, hay un porcentaje hasta de 15 por ciento que se puede hacer de manera anónima. Las campañas electorales cada vez salen más, es necesario acortarlas, es necesario tener minutos gratis para que los partidos políticos puedan expresar sus ideas. Eso también hace a la posibilidad de que los partidos puedan expresar sus programas de gobierno, sus candidatos, sus ideas», consignó.

«Consideramos –creo que eso es común en el sistema político- que la robustez de la democracia de Uruguay se basa en un pilar fundamental que son la importancia de los partidos políticos, que terminan actuando como organismos de contralor de los individuos. Cuando miramos otras sociedades donde los partidos políticos cada vez se difuminan más, eso también termina generando problemas de control de los temas democráticos, de la acción política y creo que también en ese sentido hay que fortalecer la democracia también fortaleciendo el financiamiento», señaló el senador. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *