15.02.2024 Álvaro Delgado: «Nos comprometemos si nos toca gobernar el 1° de marzo de 2030 dejar al Uruguay como el país más desarrollado de América Latina»

0

Por Karen Corbo

Así como finalizó la ola de calor de la semana pasada, terminó el período previo al comienzo de una campaña electoral. Minas ayer vivió la primera muestra de presentación con bastante público de un precandidato, con la llegada del nacionalista Álvaro Delgado. Varios políticos locales acompañaron al precandidato, como la ex intendenta Adriana Peña, el alcalde de Mariscala Francisco De la Peña, el presidente de la Junta Departamental de Lavalleja Joaquín Hernández y la ex senadora Carol Aviaga. Pero la figura que además de Delgado se llevó todas las miradas fue la de la vicepresidenta Beatriz Larrosa, que acompaña esta precandidatura. A su lado también estuvieron el ministro de Defensa Javier García, el secretario de Presidencia Rodrigo Ferrés y las senadoras Graciela Bianchi y Carmen Asiaín. En el público además estaba el senador Sebastián Da Silva.

Si bien la reunión estaba citada para las 19:30 horas, el precandidato arribó a las 20:25 horas a la Departamental Nacionalista donde saludó a todos los presentes. Delgado pidió disculpas por el atraso, destacó a sus acompañantes y relató el recorrido realizado en la incipiente campaña, la de ayer fue la 15° conferencia abierta que realizaba.

Plantado como el sucesor del presidente Luis Lacalle Pou subrayó que «somos orgullosamente integrantes del gobierno y somos el corazón del gobierno. Por eso venimos por todo el país a ofrecerle a la gente la reelección de este gobierno».

«Lo que le venimos a ofrecer es la reelección del gobierno porque nosotros entendemos que este es un buen gobierno. Pasaron tantas cosas en estos cuatro años que si uno ve con retrospectiva todo lo que pasó dice si a un país le pasa estas cinco crisis que tuvimos y empata, ya salva con nota. Pero no sólo este gobierno no utilizó las crisis como excusa para no hacer lo que había que hacer o para subir los impuestos como hicieron la mayoría de los países, sino que hizo lo que había que hacer y además bajó los impuestos, a pesar de las cinco crisis» sostuvo.

Las crisis

En su discurso se refirió a la crisis ocasionada por la pandemia del Covid – 19, donde enfatizó que «durante dos años galvanizó el país, el mundo, donde el gobierno hizo lo que tenía que hacer que era cuidar a la gente, dando la cara, haciéndose cargo con medidas sanitarias, sociales, económicas, laborales. ¿Saben lo que pasó? La gente confió por encima de lo que había votado, por encima de la dirigencia de los partidos políticos, porque cuando el Frente (Amplio) daba manija, nosotros a la gente le decíamos la verdad, le dábamos la cara. La gente utilizó responsablemente la libertad responsable, se cuidó, se vacunó la mayoría pero además metió todo para sacar el país adelante y logramos lo primero que era que un gobierno que a pesar de una pandemia ordenó la casa, que nos habían dejado bastante desordenada».

«El 1° de marzo encontramos un país con una inflación casi de dos dígitos, con 10,5 por ciento de desempleo, 194 mil uruguayos sin laburo, con un 5 por ciento de déficit fiscal y lo que más me indigna con 218 mil uruguayos en más de 650 asentamientos en todo el país, viviendo en condiciones indignas, después de tres períodos de gobierno con el FA, con mayorías propias y bonanza económica era indigno tener esa realidad como sociedad», señaló.

«Van a ver que el tono de la campaña acá no es de agresión, es de constatación de la realidad. Nosotros hablamos con la verdad, se pueden pelear conmigo, con los que están acá, se pueden pelear con lo que decimos, se pueden pelear con nuestro relato, pero con lo único que no se pueden pelear es con la realidad, que es la única verdad que hay. Gracias a una responsabilidad económica, fiscal y a un liderazgo político hicimos que el rebote de la pandemia fuera mejor que a la mayoría de los países, en 2022 crecimos un 5 por ciento, tuvimos record de exportaciones, récord de inversión, mejor nota calificadora, bajó el informalismo», describió.

Delgado se refirió además a la crisis agropecuario producto del déficit hídrico, la guerra entre Rusia y Ucrania. Recordó «lo que significó en el sur en la zona metropolitana la crisis hídrica del invierno, hacía 83 años que no había una crisis así. Estaba a punto de colapsar el sistema Santa Lucía y el gobierno hizo lo que había que hacer pensando con luces largas, lo que tendrían que haber hecho otros hace diez años cuando habían plata, por 300 millones de dólares este gobierno hizo una fuente alternativa de agua potable como es el proyecto Arazatí. Pero claro, no solucionaba la coyuntura, entonces tuvimos que hacer de apuro en un mes una obra de canalización histórica, que salió bastante plata, pero plata bien invertida pone la plata en calidad de vida de los uruguayos. Conectar el San José con el Santa Lucía para asegurarle a la gente que no se iba a quedar un día sin agua apta para consumo humano y así pasó. A pesar de la manija que todos los días nos quedábamos sin agua. Esos fueron las cinco crisis, más el tema cambiario en el litoral con Argentina que impactó en el turismo y el comercio».

Realidad

El precandidato indicó que «no íbamos a usar la crisis como excusa, quiero decirles la realidad de hoy, del país y falta un año de gobierno. Hoy tenemos un desempleo del 7,7 por ciento, casi tres puntos menos a como agarramos el país a pesar de las cinco crisis. A pesar de las cinco crisis tenemos una inflación de un 5 por ciento, casi la mitad de cómo agarramos el país. A pesar de la cinco crisis tenemos crecimiento del salario real, mucho más que en 2019. A pesar de las cinco crisis bajó 4 puntos el informalismo, crecieron las exportaciones, hay récord de inversión, nos volvieron a subir la calificación las calificadoras de riesgo que demuestran la confianza. Todo eso implicó que el país se pusiera de pie, ordenamos la casa, al país lo pusimos de pie y empezamos a caminar hacia adelante».

«Pero no nos quedamos con eso, fuimos camino no sólo a la recuperación económica que es condición necesaria pero no suficiente sino que avanzamos hacia el desarrollo. A pesar de las cinco crisis hicimos la reforma educativa, la reforma de la seguridad social, que ahora quieren derogar el sistema, lo que no se animaron a hacer en el gobierno del FA lo quieren hacer ahora confiscando 22 mil millones de dólares de ahorros voluntarios de todos nosotros de nuestros seguros de nuestras jubilaciones. A pesar de las cinco crisis tuvimos una política social que hace mucho tiempo no se veía en el Uruguay, tuvimos un récord de inversión en infraestructura, 3600 millones de dólares y el país dado vuelta. A pesar de las cinco crisis invertimos en saneamiento en el interior del país por un tema de igualdad de oportunidades y descentralización que para nosotros son conceptos claves como blancos. Es más, dentro de las 61 localidades que vamos a hacer saneamiento, está Solís de Mataojo, Mariscala, Varela, Nico Pérez y obviamente también Minas. Esta es la primera etapa, en nuestro gobierno va a ser la segunda etapa y vamos a llegar a 124 localidades. Porque el concepto de descentralización lo aterrizamos trasversalmente en todas las políticas públicas poniendo al ciudadano como centro de las políticas públicas pero además con libertad. Lo hicimos desde la Presidencia con OPP con transferencia a los gobiernos departamentales históricas, aumentó un 30 por ciento. Es más este año en Lavalleja, en Zapicán, en Solís, en Minas hay varias obras como Aparicio Saravia, Luis Alberto de Herrera, va a haber más de 15 millones de dólares este año 2024. La inversión del gobierno central en acuerdo con las intendencias departamentales porque creemos en la territorialidad de las intendencias de la descentralización», relató.

«Pero además lo vimos en ASSE cuando arregló policlínicas, puso ambulancias nuevas. Lo vimos en cada una de las actividades que hizo Antel, donde le dio conexión a todas las localidades más pequeñas para que pudieran tener acceso a internet. Lo mismo que hoy no hay un centro educativo público que no tenga acceso a internet, esté donde esté en el país. Esa es la realidad, les podrá gustar o no que lo haya hecho este gobierno pero contra la realidad no se puede discutir. A partir de eso tenemos que mirar para adelante porque hoy estamos empezando un proceso electoral y obviamente cuando salimos este año a pedir el voto, vamos a comparar gestiones y algo que es intangible pero que para mí es muy importante, que es la credibilidad. Todo lo que les estoy diciendo, porque en esto hay trazabilidad nos da crédito porque les dijimos siempre la verdad, les dijimos lo que íbamos a hacer y lo hicimos», afirmó.

Pedir el voto

«Este grupo que nos acompaña en este proyecto político que es la continuidad con innovación, con desafíos nuevos, viene con orgullo a decir lo que hicimos porque este año además se va a apretar el acelerador y nos va a llenar mucho más de alegría, de pertenecer a este gobierno con mucho orgullo y salir a pedir el voto con la misma energía, convicción y compromiso que lo hicimos en el 2019. A cada una de las localidades de Lavalleja, de las casas de Minas a decirle a la gente que cumplimos con lo que prometimos, que valió la pena cambiar en 2019 y decirle a la gente a la que nos votó y a la que no nos votó pero que miró la gestión, cómo manejamos las crisis y cómo desarrollamos al país, que nos comprometemos si nos toca gobernar el 1° de marzo de 2030 dejar al Uruguay como el país más desarrollado de América Latina», afirmó.

«Quiero para mi país certezas, garantías, tranquilidad, que cuiden nuestros ahorros, nuestros impuestos que estén bien gastados y sobre todo que nos cuiden a los uruguayos. A ese Uruguay mirando hacia adelante es que nos vamos a comprometer para que cuando vayan a tocar el timbre la gente sienta que vale la pena seguir cambiando», concluyó el precandidato. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *