20.02.2024 Robert Silva: «Hemos demostrado que no se llega a los cargos de gobierno para que el tiempo pase, se llega a los cargos de gobierno para que las cosas sucedan»

0

El precandidato junto al ministro de Medio Ambiente. Fuente perfil de X de Robert Silva

Por Karen Corbo

La campaña electoral comenzó aunque estemos promediando febrero. La semana pasada la ciudad recibió la visita de dos precandidatos, Álvaro Delgado por el Partido Nacional y de Robert Silva por el Partido Colorado. Precisamente el ex presidente del Codicen estuvo en la mañana del viernes dialogando con varios medios de comunicación y con militantes del partido.

Presidencia de la República

Silva, que nació en Tacuarembó el 7 de marzo de 1971, afirmó que quiere ser presidente de la República porque «creo que el Uruguay está en inmejorables condiciones de llevar adelante procesos de transformación que le permitan catapultarse al desarrollo, potenciar y hacer realidad la prosperidad para su gente. Quiero ser presidente porque he vivido en un Uruguay que gente como yo, que venimos de clase media de trabajadores de Tacuarembó, que tengo un padre que tuvo sexto de escuela, que hizo su vida empezando a carpir chacras en Tacuarembó, una madre hija de un panadero. Siempre me dijeron ‘no tenemos plata ni vamos a tener, somos trabajadores, lo que le vamos a dejar es la educación'».

«Tuve un conjunto de políticas públicas como la asignación familiar cuando era gurí junto con mi hermano, la salud pública, la educación y la universidad que me permitieron concretar mi proyecto de vida y estar donde estoy. Lo que uno siente es que ese Uruguay de oportunidades hoy para mucha gente no es posible, entonces hay que venir a aquí a trabajar, a ponerle el pecho a las balas, a tomar decisiones. Quiero ser presidente además porque nos tocó momentos difíciles en nuestros lugares de gobierno, fui presidente de la ANEP y nos costó afrontar la pandemia y en el marco de la pandemia llevar adelante la transformación educativa, algo que el país reclamaba desde hace mucho tiempo y que había que hacerlo porque los resultados de la educación están a la vista, sobre todo en los que menos tienen. Entonces había que mover la modorra, tomar decisiones y cambiar la educación. Para eso había que tener decisión, coraje, proyecto, equipo, tomar decisiones y afrontar las consecuencias. Creo que en muchas cosas al país falta eso: falta el coraje para tomar un conjunto de decisiones, atender situaciones que muchas veces son rehenes de espacios corporativos y a partir de ahí trabajar», sostuvo.

Entre sus argumentos para querer presidir el país, el precandidato destacó a su equipo. «En Lavalleja ven lo que es el trabajo de Robert Bouvier en dos espacios fundamentales. Miren todo lo que hizo Antel de conectividad en el medio rural, de traer la fibra óptica a localidades que estaban aisladas, de que tuvieran conectividad pueblos de 100 y pocos habitantes que no tenían, tuvo un vicepresidente Antel que fue Robert Bouvier. También Lavalleja tiene un ministro de Ambiente que está en un tema sustantivo para un tema de actualidad y de futuro para Uruguay y el planeta, que es el ambiente y todo lo que se está haciendo con saneamiento. Tenemos equipo, que eso es otra cosa que se necesita. Por eso quiero ser presidente para hacer esas transformaciones de las que hablamos», manifestó.

La actualidad colorada

A fines de 2023 las encuestas de intención de voto realizadas por diferentes empresas le pronosticaban al PC entre un 9 y un 6 por ciento. Al respecto el precandidato reflexionó que «estamos en una situación compleja. También le recuerdo a la gente que no se vive sólo de historia pero no se construye futuro si no se sabe de dónde venimos y se valora lo que se tiene. Esta sociedad justiciera, como don Batlle y Ordóñez decía y le gustaba decir, es obra del PC, construyó una sociedad de iguales, donde las diferencias de nacimiento fueran atendidas por políticas públicas que te tendían la mano, eso fue obra del PC, gobiernos colorados con fuerte impronta social para tendernos la mano a los que estábamos en situación de desventaja. ¿Qué nos pasó? Nos pasaron muchas cosas, entre ellas el desgaste del gobierno, pero nos tocó afrontar la peor crisis económica en la historia del país, que tenía al PC al frente, al presidente Jorge Batlle, que lo hizo con mucho republicanismo, preservando y atendiendo los intereses del país sin hacer cuenta de lo que le decían y mucho menos proyectarse a partir de resultados electorales. A él se lo dijeron, ‘usted va a salvar el país pero va a perder las elecciones’. ‘Estoy acá para salvar el país, es mi función y tomo las decisiones que tengo que tomar’ y el PC se fue a una votación histórica del 10 por ciento en aquel momento».

«Luego padecimos lo que padecimos. Con Robert (Bouvier) trabajamos en Vamos Uruguay mucho tiempo, acompañamos a Pedro Bordaberry, un gran dirigente pero lamentablemente resolvió dos años antes de las elecciones irse. Luego nos pasó lo de Ernesto (Talvi), que lo acompañamos y dos o tres meses después de la elección resolvió irse. Entonces un partido acéfalo es un partido que tiene complicaciones de diversa naturaleza. Lo que venimos a hacer también es a recuperar al partido», agregó.

Renovación

Silva, que acompañó la fórmula de Talvi como candidato a la vicepresidencia por el PC en las elecciones nacionales de 2019, consideró que al partido «le faltó renovación porque la renovación que pudo ser no fue. Ernesto Talvi era una renovación y se bajó, quedó de secretario general Sanguinetti a capitanear, nosotros tenemos en nuestro equipo personas que han trabajado mucho, Adrián Peña es un ejemplo que coordinó Ciudadanos, el sector del que prevenimos. Pero ahora tenemos una posibilidad histórica de renovación, tenemos seis candidatos, salvo alguna excepción que es un dirigente histórico, somos todos gente que estamos. Tengo 52 años, fui candidato a vicepresidente, pero estaba como consejero electo que me votaron los docentes en el Codicen y me vino a buscar Ernesto. ¿Saben de lo que me di cuenta en 2019? Que para poder cambiar la educación del país había que cambiar el gobierno del Frente Amplio. Entonces cuando me vinieron a buscar abandoné algo preciado, dije que iba a trabajar más por la educación que fue cuando dije que iba a trabajar para que cambie el gobierno y seguir trabajando por la educación con un nuevo gobierno distinto al del FA y lo logré. Ahora pienso lo mismo, dejé la presidencia de Codicen para trabajar por la Presidencia de la República porque creo que ahí voy a seguir trabajando por la educación y desde la educación por las transformaciones que el país precisa».

Precandidaturas

Además de la de Silva, Gabriel Gurméndez, Tabaré Viera, Gustavo Zubía, Guzmán Acosta y Lara y Andrés Ojeda constituyen las precandidaturas que hasta el momento pujan por ser la opción que la ciudadanía considere en las próximas elecciones internas. Consultado sobre qué lo diferencia del resto de los precandidatos, el ex presidente del Codicen indicó que «espacio hay porque están todos trabajando, creo que al partido le ha hecho bien. Nos hemos movilizado, hemos movilizado estructuras en todo el país, equipos y está bien. Estamos muy contentos con lo que hemos logrado y lo que tenemos. En Lavalleja todo el equipo que lidera Robert es un ejemplo de un partido vigoroso, de un sector que trabaja, que incorpora nuevos integrantes, que se renueva. Eso nos alegra mucho, para nosotros es un orgullo estar en Lavalleja, tener este equipo que nos respalda y que respalda nuestra precandidatura».

«Me diferencio parte en lo que dije, de dónde vengo y cómo estoy acá. Si no hubiese tenido todas esas políticas públicas que existieron, una familia que me apoyó y el esfuerzo, el trabajo, la disciplina, el no dejarse vencer por los eventuales fracasos que uno pueda sufrir no estaría acá. En eso me diferencio, vengo de esa llamada clase media que ha permitido tener esa movilidad social y ese ascenso social y hoy ser precandidato a la Presidencia de la República, cuando tengo un padre que carpía chacra y vengo de lugares de mucha necesidad. Entonces es un diferencial», expresó.

«Lo segundo que creo que es un diferencial es que el Uruguay necesita que se tomen decisiones en algunas áreas, que no se posterguen las decisiones y con un gran equipo que trabajamos en el organismo público más grande de este país y en un área sustantiva para la vida de un país como lo es la educación, demostramos que no nos tembló el pulso al momento de tomar las decisiones. Entonces dialogando, generando participación pero llegando el momento tomando decisiones y haciendo que las cosas sucedan. Hemos demostrado que no se llega a los cargos de gobierno para que el tiempo pase, se llega a los cargos de gobierno para que las cosas sucedan y por eso estamos aquí, creo que es un diferencial», afirmó.

Transformación de la educación

Uno de los cuestionamientos que realizan los sindicatos de la educación a la transformación es la falta de participación. Al respecto el político colorado desmintió «absolutamente que la transformación educativa no tuvo participación porque esta transformación educativa fue la que más participación tuvo en la historia del Uruguay. La diferencia que la transformación educativa tuvo es que se escuchó, se generaron espacios de diálogo, pero se llevaron adelante las medidas con los acuerdos posibles y con las adecuaciones en función de los aportes que se recibieron, que nosotros entendimos que había que llevar. Porque tenemos diferencias sustantivas con los sindicatos, ellos entienden que la educación no tiene que formar a las personas en competencias para la vida porque dicen que las competencias privatizan, mercantilizan, entre otros. Nosotros decimos que no, hay que formar en contenidos pero hay que formar en competencias, en el pensamiento crítico, en el pensamiento científico, en aprender a aprender permanentemente, en saber hablar, en tener oralidad, en tener comprensión lectora. Hay que hacerlo no sólo en el ejemplo de lectura y comprensión lectora desde el idioma español sino desde todas las asignaturas. No sólo aprendo sobre la Batalla de Las Piedras, cuándo fue, cuántos participaron, quién comandó las tropas orientales, sino que aprendiendo La Batalla de Las Piedras desarrollo pensamiento crítico, competencia en comunicación y el docente tiene que trabajar para que ello suceda, no tiene que dejar librado a la posibilidad de que cada estudiante lo haga».

Pacto ético

En abril de 2019, en plena campaña electoral, los partidos políticos con representación parlamentaria firmaron un pacto ético contra la desinformación, que formó parte de la Campaña Libre de Noticias Falsas, a instancias de la Asociación de la Prensa Uruguaya junto a organizaciones internacionales, según reseñó en la época el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Silva valoró como «una muy buena idea, creo que sería muy bueno y necesario porque muchas veces el afán de querer obtener la ventaja por la cual todos en definitiva trabajamos para ganar nuestras competencias lleva a que esas cosas sucedan. No digo desde los candidatos pero puede ser desde sus entornos o desde gente que sigue o apoya a determinados candidatos o a cualquiera de nosotros. Entonces creo que está bueno trabajar en eso, es una buena idea y que deberíamos proponernos concretarla». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *