16.04.2021 «Pico» Hernández: en Argentina se puede parar todo pero «el fútbol no se para, es un negocio»

0

El minuano dirigiendo entrenamientos en el predio de Banfield, su segunda casa.

El minuano, DT en formativas de Banfield, es hisopado todas las semanas como parte de los controles

Por Leonardo Rodríguez

La pandemia azota en la región por estas horas y en la República Argentina la situación es aún más compleja que en Uruguay. Allí, el «Negro Pico», Miguel Robinson Hernández, hace mucho tiempo vive y trabaja en las divisiones formativas del Club Banfield, una de las instituciones que registró más casos en las últimas jornadas.

A la llegada de uno de los entrenamientos semanales, sobre el mediodía, en diálogo con nuestra redacción, Hernández contó que en el fútbol «los casos eran pocos, hasta que le agarró a Gimnasia 16 jugadores. Y después nos tocó a nosotros. Hace dos semanas, Banfield jugó un partido desempate con Vélez para entrar a la Copa Sudamericana del año que viene, en la provincia de San Juan. Banfield lo ganó y clasificó para la Sudamericana 2022, pero ahí empezaron a caer de los festejos. Había gente que no se había hisopado, empezó a contagiarse Banfield y llegó hasta este fin de semana que jugó con Central con 28 casos, 21 jugadores, dirigentes, utileros, gente que viajó a San Juan. Quedaron cuatro jugadores profesionales, más cuatro pibes que tenían el primer contrato, entonces Banfield presentó el equipo en Central con ocho contratos profesionales y después todos pibes de nosotros, de inferiores», explicó.

HISOPADOS SEMANALES

Pase lo que pase, «el fútbol se juega, porque firmaron un documento los dirigentes que si había contagios, se seguía jugando con lo que tenían. Entonces, Gimnasia, Banfield, Independiente, que tuvo diez el fin de semana, también tuvieron que jugar. Y en juveniles empezamos el torneo el otro fin de semana, con el protocolo de hisopar a todos los chicos. Nosotros presentamos seis categorías por fin de semana, entonces son 18 jugadores más cada cuerpo técnico por categoría, hisoparon a 120 personas. Nos salió un positivo solo, un chico de séptima y en todos los equipos es igual. Es obligación hisoparse, lo paga la Liga Profesional», describió Hernández.

Toda la actividad se desarrolla «con protocolo. Si hay alguno con resfrío, lo mandan a la casa. Tomando los cuidados que tenemos que tomar. Vamos en un micro y tiene que ir uno por asiento. Este fin de semana hay que viajar a Santa Fé con tres categorías y el club contrata dos micro, para que vayan 25 o 30 por micro, de los grandes, de 60 asientos. Se trabaja con responsabilidad, pero no sabés cuándo te va a caer eso», aseguró el entrenador minuano.

TRANQUILIDAD A LA DISTANCIA

Hernández no dudó en asegurar que está «tranquilo, yo no tengo miedo. Yo tomo todas las precauciones del caso, nosotros vamos, tenemos una cancha, ahí nos juntamos, los chicos vienen prontos de su casa. Se llevan la ropa de entrenamiento, la lavan ellos, la traen ellos. Tenemos alcohol en gel antes de entrar a la cancha y tratamos de no involucrarnos con las otras categorías. Tener nuestro espacio para entrenar y después de terminar de entrenar, cada uno a su casa. Yo voy cambiado y me vengo a bañar a mi casa», explicó.

Pero además, «no ando tampoco en reuniones, me quedo en mi casa. En mi casa está mi suegro, que es paciente de riesgo porque tiene un stent puesto y es grande. Después está mi señora y por ahora la hemos llevado diez puntos. En ese sentido no me preocupo tanto porque, por más que me cuide, también a veces te cruzas con gente en el predio que vos no sabés si puede estar contagiado o no. Pero estoy con el barbijo puesto todo el día, cuando estamos al aire libre en la cancha me lo saco, pero no estoy con miedo de decir ‘salgo y me contagio’, porque sino te volvés loco», resaltó.

A la distancia también siente «tranquilidad porque en Maldonado que está mi hija, mi nieta, mi yerno, mis sobrinas también y ahí en Minas, que tengo a mi vieja ahí en el barrio, a mis hermanas, todos la van llevando bien, hablamos todos los días», contó Hernández.

UN AÑO Y TRES MESES SIN VENIR

Es habitual que «Pico» Hernández visite nuestra ciudad en ocasión de sus vacaciones. En estos momentos «estoy con muchas ganas de ir, porque hace un año y tres meses que no vemos a la familia, entonces eso también me tira un poco. Estoy viendo para cuando tengamos un huequito, para poder ir. Nosotros podemos entrar por ser uruguayos. Mi señora es argentina pero por reencuentro familiar puede viajar también, entonces podemos hacer un viajecito. El tema es que vas y tenés que hacer siete días de cuarentena, tenés que hisoparte y después cuando te vuelvas, acá tenés que hisoparte y hacer siete días más de cuarentena. Necesitas un mes, más o menos, por eso se complica viajar. Pero la vamos llevando bastante bien. Ahora es el pico más alto, está bravo. Pero es ir al entrenamiento. Del entrenamiento a casa y después, en los partidos, los que estamos, están todos hisopados. No van padres, no van hinchas, no va nadie. Los jugadores, los cuerpos técnicos con sus médicos y nadie más en la cancha», confirmó.

Para Hernández, el tema «es del día a día. Te aparece un chico y lo tenés que apartar tres o cuatro días y después hisoparlo. Hemos tenido casos en los entrenamientos de que han tenido contacto estrecho y los hemos mandado a la casa. Después les ha salido negativo pero para volver, tienen que volver con el hisopado negativo. Así hemos empezado a jugar, pero está terrible acá. Hay 20 mil casos por día, hubo 300 muertes hace unos días, no está fácil la cosa. Pero el fútbol no se para, acá es terrible, porque es un negocio y lo último que se para es el fútbol. Se pueden parar las clases, muchas cosas, pero el fútbol se sigue jugando. Estamos trabajando todos los días y tenemos controles con esto del torneo. Todos los jueves nos hisopamos para ver cómo estamos», resaltaba el minuano «Pico» Hernández, desde Argentina, en una realidad diferente y, como siempre le sucede, extrañando a su gente y su ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *