03.11.2021 El Consejo Central de AEBU sesionó en Minas

0

Por Karina Núñez

En el marco de una gira nacional y con motivo de la Asamblea de Circunscripción a llevarse a cabo en el local seccional, dirigentes del Consejo Central de la Asociación de Bancarios del Uruguay (AEBU) sesionaron en Minas.
Se refirieron a los alcances de las instancias que se avecinan para el sector de la Banca Oficial, como ser el llenado de vacantes, así como también la incidencia negativa que tendría la reforma de la Seguridad Social en la Caja Bancaria y a la campaña de referéndum por el SÍ para anular los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC).
La charla informativa se llevó a cabo en sede departamental de AEBU y como expositores estuvieron Dante Romero del Consejo Central de AEBU, Martin Ford secretario del interior de AEBU y Pablo Andrade integrante del Consejo Honorario de Caja Bancaria.
Ford señaló que el evento se trató de una nueva «Asamblea Nacional de Delegados, instancia estatutaria segunda en importancia para nuestro sindicato donde reúne a todos los compañeros a lo largo y ancho del país. Posteriormente cada delegado acude a la Asamblea que se realizará el próximo 4 de noviembre en Montevideo previo al Congreso de nuestro PIT-CNT», el 5,6 y 7 noviembre.
«En la coyuntura actual analizamos los temas principales que tienen el movimiento sindical, el sistema financiero y nuestro sindicato en concreto.
Discutimos también algunos temas internos como son los balances y estados contables del sindicato, con los compañeros de base y también ponemos a consideración una declaración de derechos humanos constante que venimos llevando. En esta oportunidad los temas centrales son las defensas de la Banca Pública, de la Negociación Colectiva y del Salario, del Empleo en el sector Privado, la Reforma de la Seguridad Social de todo el sistema y obviamente de nuestro instituto, la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias», explicó el secretario del interior.

Referéndum

El dirigente sindical se refirió a la campaña del referéndum «para la anulación de los 135 artículos de la LUC, donde todo el movimiento sindical y los movimientos sociales unidos estamos tras ese objetivo». Consideró que del referéndum «seguramente dependen muchas de las cuestiones que se viene procesando por parte del gobierno y que evidentemente son en contra de las grandes mayorías y de los trabajadores en especial».
Romero mencionó que dentro de los ejes promovidos desde la interna del sindicato para volcar como aporte al Congreso del PIT-CNT está fundamentalmente «la defensa de las Empresas Públicas, la brega del sindicato por el llenado de vacantes en la Banca Oficial y revertir los recortes presupuestales, que en muchos casos están incidiendo en forma negativa en instituciones que en los últimos años han dado realmente resultados históricos y han aportado a Rentas Generales, contribuyendo al presupuesto nacional en materia de salud, educación y seguridad». «Estos recortes están afectando el buen funcionamiento a futuro de las instituciones, de hecho en el interior del país se vive mucho más esta situación ya que tenemos localidades pequeñas siendo que el Banco República (BROU) por ejemplo, tiene presencia en casi todas las ciudades del país. Con estos recortes de vacantes hay muchas sucursales que están quedando solamente en tela de juicio para su continuidad, más allá del compromiso verbal que tenemos desde el directorio en torno a que no hay intención de cerrar sucursales», comentó y reconoció que la realidad material es que «por recursos humanos hay alguna que está quedando en situaciones muy comprometidas».

SEGURIDAD SOCIAL

La posible reforma de la seguridad social es uno de los temas discutidos por varios movimientos sociales. Al respecto, el integrante del Consejo Central puntualizó que se está llevando adelante en conjunto con «el movimiento sindical, no solo en defensa de nuestra Caja Bancaria sino en consenso con el movimiento sindical la defensa de un modelo de Seguridad Social que se base en solidaridad intergeneracional con prestaciones suficientes y que realmente apunte a revertir esto de que la Seguridad Social se sostiene únicamente con aportes obreros y patronales en base a la plantilla». «Observamos que ese modelo es deficitario y que la tecnología está jugando un papel fundamental desfinanciando la Seguridad Social al extremo de que prácticamente en el mundo es deficitaria. Obviamente que hay que buscar otras formas para esa ecuación y nosotros en la Caja Bancaria tenemos justamente lo que se da a llamar la Partida Complementaria Patronal que grava en un 2 por 1000 los activos financieros de las empresas. Eso realmente revierte en gran medida lo que es la reducción de personal por avances tecnológicos y ha hecho que desde 2009 para adelante esté cumpliendo perfectamente sus etapas de capitalización y sustentabilidad», indicó. Opinó que el camino de la Seguridad Social «va por ahí y no desde donde se está planteando desde esta supuesta Comisión de Expertos que no parece tener gran experticia y no trae nada innovador en materia de seguridad social y en su financiamiento, sino que simplemente dice alcanza para esto por lo que vamos a pagar menores jubilaciones, van a trabajar más años y se recortan prestaciones».

Romero dijo que «una reforma de seguridad social que realmente pueda brindarle al conjunto de la sociedad prestaciones dignas y que solucionen carencias que tenemos como sociedad y que después sufrimos todos. En ese sentido vale destacar que la estrategia definida por el movimiento sindical para lo que es la reforma de Seguridad Social, como lo que es para el enfrentamiento a la LUC, ha sido la apropiada porque de las dos posibilidades con respecto a la LUC, que era ir por 135 artículos en un marco de amplio consenso con otras organizaciones sociales y partidos políticos inclusive. Es el camino que nos ayudó a llegar a las 800 mil firmas y no hay camino de sectorización y quedarnos con la bandera de que vamos contra toda la LUC, sino que para un tema de esta trascendencia se requieren amplios consensos. Esas 800 mil firmas hoy están incidiendo en la vida política del país. Consideramos que en marzo o abril cuando tengamos este plebiscito habrá un antes y un después para esta política». Meditó que ese resultado va a ser «fundamental para que el gobierno profundice el modelo que nos está planteando o que realmente se revierta».
Andrade reflexionó que el planteo de la reforma de la Seguridad Social «está significando cuatro aspectos muy importantes por los cuales queremos alertar a la población sobre el impacto que va a causar sobre la sociedad en general. El asunto de la edad jubilatoria que está planteado casi como algo determinado por la ideología, es decir vivimos más tenemos que trabajar más. Sin embargo la Comisión de Expertos no ha estudiado los impactos que tiene el hecho de modificar la edad jubilatoria y sobre la permanencia en actividad de trabajadores que ya no están en condiciones de desempeñar las tareas que habitualmente realizan, hablemos de trabajadores de la construcción, de la educación, de la salud, entre otros. Hay un montón de áreas en las cuales hasta ahora no era un problema trabajar hasta los 60 años, pero prolongar la edad comienza significarlo seriamente». Puntualizó que en la actualidad a los 58 años «la desocupación es una cosa casi no abordable, pero sin embargo prolongar la edad requiere políticas en materia de cómo preservamos que esa gente pueda seguir en actividad hasta el final de lo que le exige la ley para jubilarse».

Para el caso de la prolongación de la carrera funcional y continuidad de los trabajadores en actividad cuestionó «qué huecos vamos a generar para que entren trabajadores jóvenes. Se comprobó que después de la pandemia hubo un 69% de desempleo juvenil, es decir que dicha pandemia puso el principal empleo sobre el cual se sometió presión, fue el empleo joven. Esta prórroga de la edad sin políticas complementarias o que ubiquen otros tipos de situaciones, es un retroceso. Hicimos los primeros análisis de las propuestas de nuevas jubilaciones que plantea la Comisión de Expertos, está superando el 30% de caída de futuras jubilaciones, eso comparando la jubilación que se está generando hoy, pero si tomamos en cuenta que el trabajador tiene que trabajar hasta los 65 años, hay sectores que la caída de las futuras jubilaciones llega al 40%. Hablamos de que se va a jubilar cerca de la mitad de lo que se jubila actualmente. Ese impacto lo pagan básicamente los sectores medios, los que han aportado toda la vida con empleos formales porque sacan de la parte financiada del BPS para financiar una jubilación mínima básica de $13 mil. Le sacan a los que aportaron toda la vida para financiar una jubilación básica», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *