31.03.2021 Hacia la educación nutricional

0

Lic. Lucy Aparicio

Por Karen Corbo

En un mundo cada vez más rápido, la ingesta de alimentos va acompañado al ritmo de vida que llevamos, donde los alimentos ultraprocesados forman parte del menú diario de gran parte de la población. Dado el contexto, se hace necesario reconectarse con la alimentación, lo cual es uno de los objetivos a los que apunta «Conexión vital», el nuevo emprendimiento de la Licenciada en Nutrición Lucy Aparicio.

«‘Conexión vital’ se trata de formar hábitos, de hacer un cambio de hábitos en cualquier persona que esté interesada, está destinado a grupos de adolescentes, de adultos. En fin, quien se interese puede participar de ‘Conexión Vital’. Tiene un enfoque de orientación nutricional, se está preparando una orientación en actividad física y con esto darle un sentido para que la persona encuentre su bienestar tanto mental como emocional que con el cambio de hábitos se puede perfectamente dar», explicó la nutricionista.

Inclusión

La propuesta va dirigida a todo aquel que esté interesado. «Puede ser grupos de adolescentes, grupos de adultos, instituciones que se interesen con dar con un servicio de plan saludable. Lo importante y lo que está bueno de ‘Conexión Vital’ es que tiene un lado inclusivo en la que pueden participar personas sordas. Todo el programa que se realiza dentro conexión vital tiene una interpretación en especial para que aquellas personas sordas que quieran participar esté bajo su entendimiento también», señaló la profesional.

Aparicio tiene formación en lengua de señas, lo que la llevó a que su propuesta sea inclusiva para las personas con discapacidad auditiva. «Soy estudiante, estoy cursando segundo año actualmente, pero de todas maneras más allá de mi acercamiento y del entendimiento que puedo tener que no soy profesional en el tema, me interesa abordarlo y hay intérpretes que están dentro de ‘Conexión Vital’ trabajando para eso», comentó.

Mente y cuerpo

Además del aspecto alimentario, el programa está enfocado en el bienestar físico y emocional. «La parte física que es la que se está preparando ahora, una orientación, lo que se está pensado y se está trabajando ahora son ejercicios de yoga y también se está preparando junto con una psicóloga, que pueda dar también esa parte que junto con la parte de nutrición y el enfoque de la actividad física, en cómo conseguir también un bienestar mental», mencionó la nutricionista.

La propuesta está enfocada a la educación nutricional. «Me ha pasado que hay personas que inician un proceso de ese tipo, que lo he venido practicando pero ahora lo que estoy tratando es de formalizarlo a través de la web y darle otro contenido más amplio», detalló.

«Lo que sucede es que una vez que la persona comienza a hacer un cambio de hábitos dentro de la alimentación, a entender cómo conformar los tiempos de comida, a ir eliminando ciertos alimentos ya empieza a notar un cambio físico. Es como empezar a marcarle un camino y entender hacia dónde puede ir. Si bien no está apuntado que haya un descenso específico de peso, sí está dado para que exista ese descubrimiento de que la persona encuentre cómo se puede sentir bien, descubra una alimentación diferente y a partir de ahí encuentre también el porqué. El cambio de peso se da en muchas situaciones, pero más que la persona se empieza a sentir físicamente diferente», afirmó.

La alimentación del uruguayo

La profesional subrayó el problema de sobrepeso que afecta a la sociedad. «Inclusive lo que nos llevó a esto fue en el año 2020 que en conjunto con otros profesionales pensamos a empezar a abarcarlo justamente por el problema que vivimos ahora, donde el factor de riesgo como la obesidad corre con un rol muy importante y hace falta esa educación nutricional», enfatizó.

«Si bien hasta me ha pasado de la falta de conocimiento y de reconocimiento a los tiempos de comida. El uruguayo, nosotros en general, muchas veces omite o desconoce el desayuno, está muy sometido y cada vez más a la vida rápida. Esa vida rápida lo conduce a la comida rápida y de a poco se va perdiendo el gusto por la preparación, la preparación de las comidas caseras en el hogar, las obligaciones dentro de la casa, desde una madre, un padre, los hijos mucho tiempo fuera de casa. Entonces desde edades muy tempranas se empieza a perder el alimento natural, el alimento vivo y es lo que queremos tratar de que las personas tengan la posibilidad de conectar con eso», describió Aparicio.

Contacto

Quienes deseen acercarse al programa lo pueden hacer a través de la web www.conexion-vital.com/ y el celular 092 451 538. También pueden encontrarlo en Instagram @ conexionvitaluy.

El costo varía en función de la cantidad de personas que se presenten, pueden acceder de a grupos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *