19.05.2022 Jefatura de Policía de Lavalleja concluyó varios operativos con incautaciones de estupefacientes y personas formalizadas

Jefe de Policía de Lavalleja Jorge Khazzaka y coordinador ejecutivo Eduardo Sugo

Por Karen Corbo  

La Jefatura de Policía de Lavalleja presentó las conclusiones de los operativos César y César II, Yassar y Ripper, realizados bajo la órbita de la Brigada Departamental Antidrogas. El jefe de Policía de Lavalleja, Crio. General (R) Lic. Jorge Khazzaka y el coordinador ejecutivo Crio. Mayor Eduardo Sugo, informaron sobre los resultados de los procedimientos.

César

Khazzaka indicó que el comienzo de esta operación se produjo con la persecución a personas que utilizaban la modalidad de delivery para la distribución de las sustancias. «Resultaron siete personas formalizadas, tres adolescentes y cuatro mayores, utilizaban la modalidad de traslado de la droga en una moto a domicilios, fueron formalizados por la comisión de reiterados delitos de tenencia, no para consumo, sino para negociación de estupefacientes y a los adolescentes infracción grave a la ley tipificada como asistencia al delito de tráfico de estupefacientes. Las incautaciones fueron 1 kilo 250 gramos de sustancia vegetal, semillas de cannabis, una moto, dinero en efectivo, teléfonos celulares y munición de diversos calibres. Se incautó un vivero que fue terminado», detalló el jerarca.

Yassar

La operación Yassar «surge a raíz de la información obtenida de una pareja que vía encomienda desde Canelones recibía droga en Pirarajá. La brigada vigila y termina deteniéndolos infraganti encontrando que en un frasco de champú transportaban la droga. Y por el registro de los celulares se logra saber el vínculo que mantienen con una persona que residía en Parque del Plata, Canelones, que era la que proporcionaba la droga. En este procedimiento se incautaron 56 gramos de cocaína, dinero en efectivo, celulares y una moto. Las personas resultaron formalizadas y condenadas. Relacionado con estas personas se detuvo una persona en José Pedro Varela y la persona que enviaba desde Parque del Plata», mencionó el Jefe de Policía de Lavalleja.

Ripper

Para la operación Ripper, luego de obtener información se procedió a realizar un allanamiento en Durazno donde se incautó «más de 600 gramos de marihuana y con la información obtenida allí y en Minas, se efectuaron dos allanamientos, incautando 2 kilos 306 gramos, más plantas de marihuana, dinero en efectivo, celulares y una moto. Las condenas y formalizaciones se hicieron ayer por suministro y tráfico de estupefacientes».

Además se logró la captura «de un requerido desde el 2020 que está a la espera de juicio. A esta persona se le incautó en su domicilio en el año 2020 armas, drogas y estaba prófugo. En un trabajo de inteligencia se logró su detención en lo que llamo ‘Nuevo Rancho’ y se le incautaron 16 dosis de cocaína, celulares y ya teníamos armas de fuego. No hubo un acuerdo de sus abogados para juicio abreviado, por lo que esta persona está a la espera del juicio en un establecimiento carcelario en otro departamento».

Con respecto al destino de la sustancia incautada en este tipo de procedimientos, el coordinador ejecutivo, Eduardo Sugo, explicó «se remite al Instituto Técnico Forense (ITF) que le hace la prueba definitiva de sustancia estupefaciente y posteriormente se realiza la quema, Ministerio del Interior lo que hace es la custodia. El dinero a través del Juzgado va a la cuenta en el banco y después la Justicia dispone de su uso, por lo general termina en la Junta Nacional de Drogas».

29 bocas cerradas

Khazzaka realizó un comparativo entre el año 2021 y el corriente. En 2021 se cerraron cuatro bocas de drogas, mientras que en 2022 llevamos 29 bocas cerradas. De marihuana en todo el año pasado se incautó 1 kilo 290 gramos y este año llevamos más de 7 kilos. La cocaína en el 2021 fueron incautados 83 gramos y este año llevamos 194 gramos. Condenados el año pasado fueron 10 y este año llevamos 30 condenados solo por procedimientos por estupefacientes», describió.

En el mismo sentido, Sugo indicó que en la unidad 17 del Instituto Nacional de Rehabilitación, en Campanero «van este año seis personas formalizadas y condenadas por pretender ingresar drogas al establecimiento carcelario». El coordinador ejecutivo destacó el trabajo de la Brigada Departamental Antidrogas, «que cuenta con el apoyo de otras unidades, es el trabajo de todos ellos».

El Jefe de Policía sostuvo que cuando el actual comando asumió se plantearon nuevas estrategias. «Los jefes de área operativa y el de la Brigada son nuevos. Se cambiaron las estrategias, me preocupaba estos temas, traía yo la estrategia utilizada en la frontera y el jefe de operativa su experiencia de investigaciones en Colonia y Montevideo. Lo que hicimos fue dar vuelta de tuerca, cambiar estrategias como controles en ruta, información y tecnología, aproximación con nuestros pares de los departamentos vecinos y los resultados están a la vista. Tal vez un poco de suerte. Y el personal que me parece que le faltaba incentivo para actuar frente al día a día la población reclama. Teníamos un requerido que hacía dos años andaba entre nosotros, es verdad que era muy escurridizo, pero estaba ahí y ahora está preso. Se hizo inteligencia, se logró, nos costó un par de meses, pero finalmente cayó», asumió Khazzaka.

El jerarca señaló que el narcotráfico y otros delitos «están bastante ligados, la rapiña y los repartidores están ligados, se logró detener uno, el otro está prófugo pero identificado. Está el consumidor que roba al familiar o sale a robar para obtener la droga y por otro lado está la boca de droga que recepciona lo robado a modo de pago. O sea la necesidad del adicto y la facilidad que en la boca reciben lo robado».

Delivery

La modalidad de delivery para realizar la comercialización de estupefacientes comenzó a repetirse en las noticias policiales. Sugo reseñó que «se da en todo el país, es común ya y hay un importante presencia de menores, de estas operaciones que hacía mención el jefe de Policía, hubo cinco menores formalizados. Se ha detectado la presencia de pequeñas organizaciones de personas con antecedentes y sin antecedentes, que se encargan del suministro».

«Algunos de los muchachos que hacen el delivery no están en situación de calle, vienen y viven en un hogar estable, lo hacen para ganar dinero fácil, porque los padres se sorprenden cuando son detenidos. Con esto queremos decir que este flagelo no solo ataca a los adictos y en situación de calle, también a otros que ven la oportunidad de hacer el dinero fácil. Y los medios de hacer el delivery son diversos, el más común y económico es en moto, es un desplazamiento rápido y económico», desmitificó el jefe.

Denuncias

Khazzaka mencionó que cuando arribó a la ciudad y a la jefatura «había mucha desconfianza y temor de los vecinos, así como la entrada a determinados barrios, hoy se animan más, colaboran y es lo que necesitamos: que el vecino denuncie, que las instituciones denuncien. Tenemos el problema del ingreso al establecimiento carcelario de droga, ayer (por el martes) se detuvo a un joven intentando entrar droga al establecimiento carcelario en la visita».

Si bien no hay denuncias de que ingresen drogas en centros educativos, «hemos visto algunos individuos que no son de la institución que han intentado ingresar, otros que han agredido a estudiantes y pueden ser intentos de esa forma de acercar la droga a adolescentes o preadolescentes. En los liceos los patrulleros están más seguido, la Policía Comunitaria está visitando, nosotros nos hemos reunido con los coordinadores de los liceos y hemos recibido las alertas. La gurisada joven es un canal de fácil acceso y todos tenemos que cuidarla», afirmó el jefe.

Sin embargo se registraron denuncias de hechos violentos en centros educativos, pero «no vinculado a la droga. A principio de año hubo algún desorden, con alguno que venía de afuera y con los propios muchachos, se reunió el jefe de área con los directores y hemos sido recibidos con beneplácito por nuestras visitas, porque tenemos que estar sin meternos en el trabajo del educador», aclaró.

Con respecto a los arrebatos, se registró uno la semana pasada donde «una femenina que intentó arrebatar la billetera y el celular, fue detenida y emplazada por fiscalía y a una señora le arrebataron el monedero por descuido, se está trabajando».

Por otra parte, «las estafas es un tema que nos preocupa, recomendamos sobre todo a los adultos mayores que se cuiden al máximo, está el cuento del tío, el de la valija, el de cambiar el dinero, falsificación de tarjetas, clonan tarjetas, venta por redes sociales de cosas que no existen, extorsiones a hombres por temas sexuales, pedimos que estén atentos y sean cuidadosos. Y los hurtos en propiedades se dan mediante descuidos, puertas abiertas, vehículos con vidrio bajo, motos sin trabas, son cosas que facilitan los robos», alertó el Jefe de Policía de Lavalleja, Jorge Khazzaka. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.